Android Auto existe desde el año 2014, cuando Google lanzó su producto para que formase parte de cualquier coche que lo requiriese. En noviembre de 2016 Google amplió su oferta, lanzando la aplicación para móviles Android que permite adaptar tu smartphone para su uso durante la conducción. Los fabricantes han recibido Android Auto con los brazos abiertos y en coches.com os vamos a contar por qué.

Instalando Android Auto: paso a paso

Lo primero que deberéis hacer para utilizar Android Auto es, obviamente, instalarlo en vuestro teléfono móvil. Para ello deberéis dirigiros a Google Play desde vuestra app en el móvil o a través de un navegador en el PC. Os lo ponemos fácil, simplemente haced click en este enlace. Necesitaréis un smartphone cuyo sistema operativo sea Android 5.0 o superior.

Para comprobar si cumplís este requisito, acceded a los Ajustes de vuestro teléfono móvil. Buscad entonces la categoría Acerca del teléfono y bajad hasta que encontréis el dato Versión de Android. Si el número es 5.0 o superior, podréis utilizar Android Auto sin problemas. Si es inferior, tenéis un iPhone o un Windows Phone, no podréis.

Tarjetas de Android Auto

Cómo utilizar Android Auto

Una vez instalada, deberéis lanzar la aplicación. Básicamente, transformará el aspecto visual de vuestro dispositivo, adaptándolo para un uso seguro mientras conduces. Por ello, la interfaz será más sencilla y podrás controlar el móvil a través de comandos de voz o incluso el volante. Esto dependerá de si el coche es compatible, lo que nos lleva a las dos maneras en las que puedes usar Android Auto.

Por un lado, si el coche es compatible, podrás conectar tu smartphone al vehículo para que el sistema se muestre en la pantalla del salpicadero. Para ello necesitarás un cable USB como el que usas para cargar tu móvil. Google aconseja unos mínimos de calidad respecto a qué cables usar: una extensión que no supere los 1’82 m de largo, evitar el uso de alargadores, comprobar que el cable tiene el icono USB y cambiar el cable si Android Auto funcionaba en un inicio y dejó de hacerlo.

Si tienes conexión Bluetooth en tu automóvil, incluye la posibilidad de iniciar la app automáticamente al conectarlos. La compañía asegura que existen más de 200 modelos de coches compatibles hoy en día.

Dos maneras de usar Android Auto

Por otro lado, si tu coche no es compatible, no podrás conectar tu smartphone. La pantalla de tu móvil funcionará del mismo modo, pero no podrás utilizar los controles del volante para manejarlo. Dependerás entonces de los comandos de voz. Se recomienda utilizar alguna clase de soporte que permita mantener el móvil a una altura adecuada sobre el salpicadero para un uso seguro. La actualización de noviembre de 2016 fue enfocada en esta línea, aumentando la cantidad de vehículos que podrán valerse del sistema.

Qué apps se pueden utilizar

Google no se ha complicado con los usos básicos de Android Auto. Destaca la compatibilidad con Google Maps para que llegues a tu destino y apps de música para que estés entretenido en el camino. Además, la posibilidad de usar tu móvil para lo que estaba pensado en su origen, llamar a personas. Por lo tanto, Android Auto pretende ser tu GPS, tu radio y tus manos libres.

Google Maps en Android Auto

Ya hemos mencionado que verás una interfaz más simple al iniciar la aplicación. En un primer vistazo, tendrás a tu alcance varias tarjetas con información que Google considere útil para ti. Por ejemplo, lo más probable es que tu móvil sepa tu lugar de trabajo y las horas a las que sales de casa para ir allí. Así que Android Auto te mostrará la ruta más rápida hasta la oficina. Si tienes algún mensaje pendiente, también te lo indicará.

Google da preferencia a sus propias aplicaciones, así que Maps, Play Music y Hangouts son los tres referentes de uso. Aun así, Spotify o WhatsApp también son compatibles con Android Auto. Las apps de música, por seguridad, no te dejarán buscar canciones que no tengas ya añadidas a tu biblioteca. Las apps de mensajería te leerán el mensaje recibido, pero no podrás verlo. Para responder tendrás que usar la voz y dictar tu mensaje, o dar un toque para responder que estás conduciendo.

Si sois usuarios avanzados de Android, reconoceréis cómo Google Now potencia Android Auto. La compañía usa sus propios servicios y los coloca con limitaciones de seguridad y una interfaz adaptada. El resultado es que, si tu móvil es compatible, cualquier usuario puede optar a una mejor manera de usar los servicios básicos de su móvil en carretera.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta