Hace unos cuántos años vimos que una encuesta aseguraba que los españoles no sabemos llevar bien la bicicleta en el coche. En estas fechas en las que el uso de la bici es más generalizado y se multiplican los desplazamientos, hemos querido dar algo de luz en este sentido. Existen riesgos, tanto de seguridad vial como posibles consecuencias legales, que debes tener en cuenta, además de cumplir una serie de precauciones.

Mucha gente piensa que está prohibido llevar la bicicleta dentro del interior del coche. No es así. Para empezar, uno puede llevarla en el maletero, por supuesto. Como esto no siempre es posible, uno puede meterla en el habitáculo, siempre que quede totalmente aislada del asiento de los pasajeros o esté convenientemente anclada. Lo decimos porque la DGT asegura que hay un preocupante desconocimiento general de la normativa, un 90% no sabe qué sanción supone un mal transporte de la misma.

bici en maletero

De forma general, se puede aplicar una sanción de 100 € por un incorrecto transporte de la bicicleta, pero puede aumentar un 30% en función de algunos agravantes. O más, pues algunas condiciones de la carga pueden ser catalogadas como conducción negligente, pasando a ser una infracción grave con sanción de 200 €.

No es algo baladí. La DGT advierte de que una bicicleta de 14 kg en el interior del coche, puede golpear a los ocupantes con una fuerza de 500 kg en un accidente a 56 km/h. Tener un accidente con una bicicleta dentro del coche es muy peligroso. Te aconsejamos tener todas estas precauciones:

  • La bicicleta no debe obstaculizar la visibilidad del conductor.
  • Evita la bicicleta toque o quede cerca del asiento del conductor.
  • Procura que la bici pueda golpear las lunas del vehículo, incluso con un movimiento brusco.
  • Asegura la bicicleta con algún elemento de retención que evite que se mueva en curvas, frenazos, baches…
  • Llevar la bicicleta en el interior como último recurso, sólo para desplazamientos cortos y esporádicos. Cuando transportes una o varias bicicletas de forma habitual, debería spensar en adquirir un sistema de transporte exterior como los que te mostramos a continuación, para el que nos ha asesorado los expertos de Bueni, que saben como pocis qué necesitas para tu coche.

Portabicis de techo

portabicis de techo

Es el sistema más popular por dos razones: son los más económicos (puedes encontrarlos desde 60 euros) y porque puedes dejarlos instalados sin que molesten demasiado (más allá de afear la estética, cambie el comportamiento del coche y que aumente el consumo). Una vez desmontado, apenas ocupan espacio, un factor que mucha gente valora

En su contra, que perjudica la aerodinámica del vehículo (con lo que afecta a comportamiento dinámico y consumo) y que tener la bici sobre el coche aumentará la altura total del vehículo y deberás tener mucho cuidado al entrar en zonas con techo bajo (garajes, estaciones de servicio…)

Portabicis de portón trasero

portabicis porton trasero

Se trata de un sistema de barras articuladas para llevar varias bicicletas (normalmente, entre dos y cuatro), que se instala en la parte trasera del coche, sujetándola con ganchos y cintas. Son también muy baratos (también los encuentras sin problema a partir de 60 euros) y frente a las vacas tradicionales, resulta mucho más sencillo subir y bajar las bicicletas.

Tienen también sus problemas. Para empezar, necesitas más espacio para guardarlos cuando no lo utilizas… y su montaje es más complejo (también se limita el acceso al maletero, tenlo en cuenta). Llevar carga que sobresalga por la parte trasera del vehículo implica también cumplir ciertas normas, como señalizar la carga correctamente (con una placa V-20, un panel cuadrado de franjas rojas y blancas). Además no puede tapar ni la matrícula ni los pilotos traseros y tampoco sobresalir por los laterales del vehículo (cuentan los retrovisores). De no proceder correctamente, la multa puede ascender a 200 euros.

Portabicis de bola de remolque

portabicis bola de remolque

Requieren instalar previamente una bola de remolque. Y es que sobre ella se instala la plataforma, donde se acoplan las bicis con cintas o pinzas0. Esta plataforma suele contar con sus propios pilotos y portamatrícula. Es donde más fácil resulta subir y bajar las bicicletas, y permiten abrir el maletero.

Sus contras, el alto precio (cuestan en torno a 160 euros, a los que debes añadir el coste de la instalación de la bola de remolque) y aumenta la longitud del vehículo, lo que hará más difícil aparcarlo. Y ocupan lo suyo una vez que los desmontas cuando no los usas.

Portabicis Opel FlexFix

Portabicis FlexFix

Conocimos hace ya años este sistema, exclusivo de Opel y que mejoró hace un par de años. Se puede instalar en la mayoría de los coches nuevos de Opel, desde el Corsa a los más familiares. Se trata de una plataforma integrada bajo el piso del maletero, que se esconde bajo el paragolpes trasero. Resulta muy sencillo sacar la plataforma, colocar los pilotos y subir en él hasta 40 kg de bicicletas, además de que no ocupa espacio en el trastero o garaje cuando no lo utilizas. Opel asegura que es el sistema para transportar biciletas que menos afecta al comportamiento dinámico del vehículo y que ahorra hasta 2 litros de combustible comparado con los portabicis de techo. Su precio parte de 460 euros (varía en función del vehículo), mucho más barato que uno de bola de remolque, el más similar.

Tiene sus contras. Para empezar, solamente podrás encargarlo en un Opel nuevo (o encontrar un Opel de segunda mano con él), ya que hay que instalarlo de fábrica. Y ojo, que también implica renunciar a la rueda de repuesto. En este vídeo puededs ver cómo funciona en un Mokka:

Fuente: Opel, DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta