Los más viejos del lugar todavía recuerdan cuándo los productos (incluso los más perecederos de la cesta de la compra) podían adquirirse sin ninguna advertencia sobre hasta cuándo podían consumirse. Pero hoy prácticamente todo tiene una fecha de caducidad. También muchos de los productos que empleas en el mantenimiento del coche.

En un mundo en que hasta los neumáticos tienen fecha de caducidad ¿te estrañas de que el aceite del coche caduque? Todos los productos envejecen o se degradan con el paso del tiempo… cierto que algunos más lentamente, pero también pierden propiedades. El lubricante, que como sabrás es vital para el funcionamiento del motor y la salud de la mecánica de tu automóvil, no iba a ser menos. Eso mismo nos advierten los expertos de Total España, a quienes siempre acudimos cuando tenemos dudas en este tema.

El aceite de motor, además del propio aceite básico mineral y otros aceites (según tipo), tiene varios componentes aditivos. Son estos últimos son los que se degradan (por lo general), y por consiguiente, sus propiedades merman cuanto mayor es el paso del tiempo (como es este el caso).

cambio aceite coche

Las propiedades intrínsecas del aceite no cambian demasiado mientras se mantiene en su lata cerrada. Una vez abierta, en contacto con agentes externos, sus propiedades se debilitarán lentamente. Hay que pensar el trato (o más bien maltrato) que sufre el aceite en su viaje por el interior del coche. Realiza su trabajo a altas temperaturas, a bajas y lidiando con movimientos y factores de muy diversa índole.

Es también importante el tipo de aceite. Un aceite lubricante se compone, por lo general, de un 70-90% de aceite base y el resto (entre el 10 y el 30%) de aditivos. Ese aceite base puede ser mineral (que procede de la destilación del petróleo en una refinería) o sintético (obtenido mediante una reacción química, más controlada). Estos últimos, los más habituales en los vehículos hoy en día pueden ser creados en función de las necesidades específicas y, por lo general, soportan mejor el paso del tiempo, pues es más difícil que cambie alguna de sus propiedades básicas, como la acidez.

¿Significa eso que no podemos rellenar el motor con el aceite que ha sobrado de una lata? Si no ha pasado demasiado tiempo, podrás utilizar ese sobrante sin problemas. Si no recuerdas exactamente desde cuándo tienes esa lata abierta, no merece la pena arriesgar la vida del motor por una lata de aceite que quizás no haya mantenido sus propiedades.

Algunos fabricantes indican en sus productos una fecha de utilización recomendada de 5 años (no está reglamentado que se ponga en los envases), siempre y cuando el aceite esté sin abrir. Las parte móviles del motor se encargan de homogeneizarlo en cuestión de segundos. En caso contrario, el tiempo se reduce, obviamente. Y si la lata no ha estado guardada de modo adecuado, y se ha podido contaminar, con polvo o humedad (un proceso conocido como hidrólisis), deséchala en un punto de reciclaje.

Fuente: Totalblog

3 COMENTARIOS

Deja una respuesta