Sabemos que el verano es una época del año muy dura para los coches. El ascenso de las temperaturas produce en los vehículos problemas de diversa índole, incluso el descenso de la potencia efectiva de su motor. En nuestra sección de consejos te hemos dado en su momento consejos para cuidar el coche en verano y todo lo que puedes hacer para que el sol, que pega más que nunca estas fechas, no lo dañe demasiado.

¿Pero afecta más el calor y el sol a los coches en función del color de su carrocería? Pues, según este estudio del RACC y el automóvil club suizo (TCS), sí. Han querido demostrar los riesgos que conllevan las altas temperaturas que se pueden llegar a alcanzar en el interior de un coche al ser expuesto a la radiación del sol durante el verano y han elaborado un sesudo informe. Alerta de que un vehículo parado y sin aire acondicionado puede alcanzar los 55 grados, cuando la temperatura exterior es de 35 grados.

En una hora un coche negro se calienta 20 grados más que uno blanco

Poca novedad. Todo el mundo sabe que su vehículo se convierte en un horno cuando lo deja al sol. Hay trucos para hacer bajar unos grados esa temperatura. ¿Pero cuánto más en un coche de un color a otro? Todo el mundo sabe que los colores oscuros absorven más radiación solar… pero faltaba por saber cuánto afectaba en un coche. Pues bien, tomando dos vehículos iguales (salvo en su color de carrocería y tapicería). Un coche negro y uno blanco y, después de dejarlos al sol durante 60 minutos. El resultado, una diferencia de casi 20 grados entre ambos coches (80 grados el de color negro y 63 grados el blanco).

sol carretera

Lógicamente, esta es la diferencia entre los colores más extremos y otras tonalidades ya no será tanta. Sí nos ha resultado llamativo el hecho de que el incremento de temperatura sobre la superficie de los vehículos se produce de forma progresiva (como era esperable), y su máximo incremento en los primeros 20 minutos de exposición.

Según explica el informe, en los primeros 10 minutos, el coche negro alcanza una temperatura de aproximadamente 60 grados y tarda otros 50 minutos en llegar su máximo. En el caso del coche blanco, al cabo de 10 minutos, la temperatura es de 50 grados y necesitando el resto del tiempo para alcanzar su temperatura máxima de 63 grados.

Cuidados a tener en cuenta

El estudio advierte de que tocar la superficie de un coche expuesto al sol únicamente 10 minutos puede provocar quemaduras en la piel.

Por supuesto, desde el RACC señalan que una exposición continua a temperaturas elevadas puede hacer que la habilidad del cuerpo de compensar la temperatura corporal se vea afectada, produciendo mareos.

gafas_sol_coche

Permanecer dentro de un vehículo resulta peligroso a partir de una temperatura interior de 40 grados. Se alcanza en apenas 42 minutos cuando la temperatura exterior es de 25 grados constantes. Si la temperatura exterior sube a 35 grados, se podrían alcanzar los 55 grados en el interior del vehículo en una hora… que llega a 72,8 grados sobre la superficie del salpicadero. Tócalo unos segundos y te habrás quemado)

Hay que estar el menor tiempo posible dentro de un vehículo parado que este expuesto directamente al sol. Los niños son particularmente vulnerables (por el menor desarrollo del aparato respiratorio, son mas vulnerables a los golpes de calor) y las mascotas (no disponen del mecanismo de sudoración para refrigerar su cuerpo).

En este sentido, colocar un parasol colocado de forma correcta en el parabrisas ayuda a que la temperatura interior del vehículo sea, como mínimo, 11 grados menor que si no se usa.

Fuente: RACC
Más información: Estudio en pdf

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta