En cuanto pensamos en vacaciones las maletas ya empiezan a caminar solas por casa. El armario se convierte en un desierto y el equipaje sufre sobredosis de cargamento. La casa se viene también con nosotros esos días libres, sin embargo, el maletero no cuenta con la capacidad suficiente para encajar todas las maletas aunque seas el rey del tetrix.

Por ello, para que a la hora de poner rumbo a tus vacaciones no empieces sufriendo estrés, todo vaya sobre ruedas y no tengas que pensar en comprarte otro coche te presentamos los consejos fundamentales para cargar todas las maletas más allá del maletero:

Baca

La forma más popular de ampliar la capacidad de carga de tu coche es la archiconocida baca o barra portaequipajes. Su bajo coste, el poco espacio que ocupan, la rapidez de montaje y la amplia capacidad para adaptarse a la gran mayoría de los vehículos la convierten en la primera opción.

Como puntos en contra, cabe destacar que se deben quitar las barras trasversales para evitar ruidos aerodinámicos y un aumento significativo del consumo. Asimismo, debemos tener en cuenta que la carga extra modifica el comportamiento dinámico del coche ya que eleva el centro de gravedad y produce más resistencia aerodinámica.

baca coche

Con dos barras, una cuerda, pulpos y un plástico que cubra las maletas tendremos una sencilla y económica solución. El coste depende del modelo de vehículo ya que no todos llevan el mismo tipo de barras aunque se pueden encontrar por un precio de 50 euros. Finalmente, debemos recordar que el equipaje tiene que atarse de forma segura para que no se suelte accidentalmente.

Cofres

Los cofres de techo mejoran la aerodinámica con respecto al modelo anteriormente mencionado, lo que permite reducir además el consumo de combustible y el ruido. También, aportan un plus de seguridad ya que van más sujetos y reducen la posibilidad de que la carga salga volando.

Este sistema tiene la posibilidad de colocarlo en la parte trasera del vehículo si dispones de una bola de remolque. Estos cofres se montan y desmontan con mayor facilidad aportando asimismo una conducción más segura aunque dificulta las maniobras de aparcamiento ya que el vehículo crece. Ten en cuenta también que lo mejor es que selles tu equipaje ya que los gases del tubo del escape producen olor a humo.

cofres

Sin embargo, el punto de desventaja lo encontramos en el terreno monetario ya que son más caros que las bacas. Aquí, se suma el precio de las barras trasversales y el propio cofre que varía según tamaño, características y calidad. Por ejemplo, el modelo más básico rondaría los 120 euros más las barras.

Hay dos tipos de cofres:

  • De plástico duro: son los más recomendables debido a que poseen más aerodimámica y son más seguros ya que dispone de una cerradura con llave.
  • De tela: son flexibles y fáciles de guardar ya que son plegables lo que permite reducir el espacio necesario para guardarlos. Sin embargo, no todos son impermeables por lo que si vas a un destino lluvioso esta no es la mejor opción.

Como consejo adicional sobre los cofres hemos de decir que en cuanto termine tu viaje (y ya no lo vayas a emplear más a corto plazo) lo mejor es desmontarlo tanto para que no sufra deterioros como para que no produzca ruido y eleve el consumo. Además, debes tener en cuenta a la hora de comprarlo que necesitas un espacio bastante grande para poder almacenarlo.

Remolque

Para poder comprar o alquilar un remolque debes tener sí o sí una bola y saber que si es un modelo ligero no necesitarás pasar la ITV ni sacarte un carnet específico. El coste de este sistema es algo elevado ya que el más básico, la versión más pequeña sin lona ni tapa y sin sistema basculante, supera los 300 euros.

remolque

Si quieres llevarte toda la casa aquí te cabe de sobras pero además de lo ya citado debes tener en cuenta que el gasto en combustible es mayor y que deberás conducir con mayor precaución ya que las maniobras con este sistema se complica sobre todo a la hora de ir marcha atrás (el remolque gira en sentido contrario al de tu volante y los más cortos son más difíciles de manejar que los grandes).

Mensajería

Otra opción es recurrir al servicio de mensajería para enviar tus maletas y llevar tan solo lo esencial en tu maletero. Esta solución es más cara aunque hay empresas que ofertan el servicio desde 14 euros por maleta.

maletas

Antes de recurrir a este servicio debes tener clara la dirección de destino así como la hora en la que te harán entrega de las maletas. La aventura está limitada y el GPS no puede fallar con el tiempo estimado en tu próximo viaje.

Vía: Autofácil

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta