Todos lo que dispongáis de un carnet de conducir B puede conducir furgones y furgonetas de hasta un máximo de 3.500 kilos. A pesar de esto, un coche y una furgoneta no son iguales ni en su tamaño ni, sobre todo, en su forma de conducirlo. Es por eso que queremos dedicar unas líneas dando algunos consejos sobre cómo conducir estos vehículos.

Los límites de velocidad

limite velocidad 120 km
Debemos tener en cuenta que los límites de velocidad en turismos no es el mismo que en furgonetas o furgones. En poblado todos los vehículos deben respetar la velocidad máxima de 50 km/h aplicable a todos los vehículos que circulen aunque cuando hablamos de carreteras interurbanas o autovías debemos tener en cuenta que sí debemos fijarnos en estos límites.

Los derivados de turismos o furgonetas ligeras deben circular a 70 km/h cuando se trate de una vía con un arcén menor a 1.5 metros en vez de 80 km/h como los turismos. Por otra parte, en vías que sí cuenten con arcén, la velocidad en una furgoneta se eleva a 90 km/h y 100 km/h en el caso del turismo. Si circulamos en autopista con un furgón o una furgoneta tendremos una limitación de 90 km/h, pero si es un derivado de turismo o una furgoneta ligera nuestro límite será de 100 km/h.

Distancia de seguridad

Una furgoneta es mucho más pesada que un turismo, sobre todo si tenemos en cuenta que estas suelen circular más cargadas lo que la distancia de frenado será mucho mayor y deberemos tenerlo muy en cuenta. Si además añadimos factores ambientales o las condiciones de la vía, esta precaución deberá ser mucho mayor.

Adelantamiento

senal adelantamiento
Al ser más pesada la velocidad de aceleración y la potencia que podemos llegar a alcanzar es bastante menor que la de un turismo convencional. Antes de realizar ningún tipo de adelantamiento deberemos asegurarnos bien de las características con las que cuenta nuestro motor y evitar que se produzca ningún tipo de imprudencia.

Tamaño del vehículo

Debemos tener muy cuenta que tanto el peso como las dimensiones de la furgoneta son considerablemente mayores que las de un turismo. Hay ciertas situaciones que requieren tener mucho más en cuenta estas situaciones, por ejemplo cuando conducimos por carriles estrechos.

Hay que procurar que el vehículo se encuentre siempre centrado en la carretera y no desplazarnos al otro carril o al arcén. Otras situaciones en las que deberemos tener estos datos en cuenta son el aparcamiento y cuando atravesemos pasos de baja altura.

Por otra parte, en lo que se refiere al peso el cambio también supone una diferencia bastante notable. Debemos tener en cuenta que las maniobras deberán ser realizadas con mayor antelación y con la menor brusquedad posible.

El peso del vehículo debe estar en equilibrio para que este se mantenga firme y no se den situaciones de inestabilidad.

Visibilidad

parabrisas visibilidad
Independientemente del tipo de furgoneta que se trate, la visibilidad siempre será inferior, sobre todo si se trata de una furgoneta de carga sin espejo interiore. Es por esto que deberemos estar especialmente atentos a los espejos exteriores para evitar cualquier tipo de peligro.

Fuentes: Autopista, Autofacil

1 COMENTARIO

  1. Vaya… mi furgoneta (una VW T5 Caravelle, matriculada como turismo) se quedó en el limbo de este artículo. No estaría más que lo ampliarais un poco ya que en la actualidad y gracias a la evolución del mundillo camper en España, hay muchas furgonetas circulando que están matriculadas como turismo y no por ello, dejan de ser furgonetas.

Deja una respuesta