A la hora de realizar una buena conducción todo parece influir. Las medidas de precaución tradicionales continúan siendo eficientes y es que en la carretera hasta la más mínima circunstancia resulta decisiva para asegurar un buen trayecto.

Seguro que muchos de vosotros, propietarios o no, habréis sufrido alguna vez esa extraña sensación, entre el mareo y la arcada al subir a un vehículo y comprobar que algunos vertederos presumen de un mejor olor. Aunque en un principio puede parecer que es una circunstancia de mera higiene y gusto personal, el olfato en carretera es también un parámetro diferenciador de una correcta conducción. Por ello, hoy te traemos los mejores consejos que debes poner en práctica para evitar que tu coche acabe desprendiendo un olor que afecte a tu conducción.

Limpieza general

Aunque el interior de tu coche parezca limpio siempre es conveniente echar un vistazo a todos los rincones para asegurarnos de que ese trozo de hamburguesa que nos comimos el otro día no dejo ningún rastro en nuestro precioso coche. Lavar con la clásica “vaporeta” las tapicerías y alfombrillas será suficiente en la mayoría de los casos. Recuerda que tú estás acostumbrado al olor de tu coche pero otra persona puede notar cierto olor imperceptible que no tiene porque ser agradable.

limpieza

Ventanillas bajadas

Cuando hagas limpieza general no olvides de dejar abiertas las ventanillas de tu vehículo, sino aparecerá el olor a humedad que tan poco gusta.

Cuidado con los ambientadores

Usar ambientadores no está de más, pero tampoco debes pasarte pues no ayudan a camuflar el olor, a menudo lo único que hacen es empeorarlo. Solo debes colocarlo una vez finalizado el proceso de limpieza.

Fumar, mala señal

fumar coche

Los coches de los fumadores suelen ser un problema. El olor es muy característico y se queda impregnado en la tapicería con gran facilidad. Para limpiarlo es recomendable utilizar esponja, agua y jabón aunque no te aseguramos que el olor termine por irse. Recuerda que en el techo también se queda impregnado por lo que también deberás limpiarlo, pero sin usar vaporr para evitar que se desprenda del techo.

Ten cuidado con…

Si tienes mascota ten especial cuidado su olor es bastante característico y las personas no acostumbradas con el trato con animales lo percibirán nada más montarse. La vaporeta y la esponja son de nuevo tu mejor aliado para acabar con ese olor.

Si tienes bebés sabrás que los vómitos y demás son un gran problema para el mantenimiento de la tapicería y que su olor tarda en irse en la mayoría de los casos. No olvides actuar de inmediato, acaba con la mancha de la manera más rápida y eficiente posible si no quieres que el olor y la huella queden para siempre.

Por último, la comida y la bebida son los peores aliados del interior de nuestro coche. No solo pueden suponerte una multa sino que también pueden dejar una huella en la tapicería de tu coche. Recuerda que los líquidos azucarados causan manchas casi irreparables en plásticos y tapicerías, al igual que la comida caliente. Todo esto sin hablar de las migas y restos que caen en cualquier rincón sin que nos demos cuenta.

comida ensalada coche

Hace un tiempo te hablábamos del estudio realizado por la Fundación RAC, una organización británica encargada de investigar diversos temas relacionados con la automoción, que revelaba cómo afectaban los olores a la hora de conducir.

Según el mismo la menta es el mejor olor que se puede percibir al volante junto con la canela, el limón o el café. El de agua marina disminuye los niveles de estrés al volante así como aliviar cualquier tipo de problema respiratorio que pueda incomodar al usuario al volante. En el lado opuesto, apunta el RAC, los olores a comida rápida, dulces o pan estimula la ira del conductor ya que, afirman, incrementa la sensación de apetito y por tanto las prisas por llegar a un establecimiento donde pueda saciar el hambre aumentando con ello considerablemente la velocidad.

Ante todo no olvides que un mantenimiento y limpieza constantes ayudan a alargar la vida útil de tu vehículo. Además, siempre tienes que tener en mente la idea de que quizás algún día desees venderlo y para ello haberlo cuidado es de vital importancia.

Vía: La Opinión de Zamora

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta