Has tenido un accidente con otra persona ¿Hay que lamentar daños personales? ¿No? ¡Menos mal! Los coches ya se arreglarán. Y una vez pasado el susto, ¿qué hago? Lo mejor es rellenar un Parte Europeo de Accidente, comúnmente llamado parte amistoso (que es un invento español que el pasado año cumplió un cuarto de siglo). Está homologado para que pueda ser utilizado fuera de España.

Es indispensable para que las partes implicadas resuelvan sus intereses en el menor plazo de tiempo posible. Por eso es muy importante llevar siempre en el coche uno de estos ejemplares. Si se te han acabado, pídele más a tu compañía de seguros (muchas ya lo hacen año tras año al renovar la póliza). Asimismo, mantener la calma es la piedra angular en caso de accidente o colisión leve; ya que se ha producido, lo mejor es solucionarlo de la forma más amistosa y efectiva posible. En caso contrario, lo mejor es que la Policía esté presente.

parte-amistosoOtra cosa muy importante es rellenar el parte amistoso de accidente de forma correcta y con calma, puesto que una vez firmado el parte, no puedes añadir nada. Hay que especificar todo cuanto sea posible; las causas y circunstancias del accidente, así como los datos del contrario, todo en mayúsculas.

El parte tiene dos hojas (la segunda es un calco de la primera y es la que tienes que entregar a la parte contraria, y tú te quedas con el original). Cuenta más información contenga el parte, menos problemas tendrás con la compañía aseguradora a la hora de reclamar.

Qué rellenar en el parte amistoso de accidente y cómo hacerlo:

  • Fecha, hora y lugar del accidente.
  • Víctimas, si las hay, incluso leves.
  • Daños materiales en vehículos distintos a los implicados directamente en el accidente o de objetos distintos al vehículo.
  • Apuntar teléfonos y direcciones de posibles testigos del accidente, por si fuera necesario contar con sus testimonio para aclarar la culpabilidades.
  • Tanto para el vehículo A (tú) como para el B (el otro): especificar el nombre, apellidos y dirección del asegurado y del conductor; la marca, modelo y matrícula del coche; el nombre de la aseguradora, así como el número de póliza. Aseguraos de que no habéis rellenado la misma letra los dos. En el caso de que haya un tercer vehículo implicado, se detallarán sus datos en el anverso del parte amistoso.
  • Dentro de las circunstancias del accidente, hay que marcar la casilla que más se corresponda con los hechos ocurridos. Éstas pueden ser: estaba estacionado/parado, salía de un estacionamiento/abriendo puerta, iba a estacionar, salía de un aparcamiento, de un lugar privado o camino de tierra, entraba a una plaza de sentido giratorio circulaba por una plaza de sentido giratorio, colisionó por detrás a otro vehículo en el mismo sentido y carril, cambiaba de carril, adelantaba, giraba a la derecha o a la izquierda, daba marcha atrás, invadía la parte reservada a la circulación inversa, venía de un cruce a la derecha y no respetó un semáforo. Es importante indicar al final el número total de casillas marcadas. Si ninguna de las circunstancias se ajustan a lo que ha ocurrido, deja el espacio en blanco y explica los hechos en el apartado “observaciones”.
  • En el modelo del parte hay figuras de vehículos para que indiquemos sobre ellas las partes dañadas de nuestro coche, y el contrario. Además, se deja un espacio para detallar los daños sufridos y observaciones adicionales.
  • Si puedes hacerlo de forma segura, haz fotos.
  • Por último, lo más importante: ambos conductores tienen que firmar. En ese momento lo mejor es comprobar los datos y firma de la parte contraria con su DNI, recibo del seguro y documentación del coche. Si no estás conforme, no firmes el parte, puesto que una vez que lo hagas significa que aceptas los hechos. Si esto ocurre o el contrario le pone alguna pega, lo mejor es llamar a la Policía.
  • Hacer un buen croquis del accidente en la parte inferior del escrito es de vital importancia para esclarecer los hechos. Hay que dibujar cómo circulaban los dos vehículos y cómo colisionaron, del modo más detallado y práctico posible. Utiliza flechas para simplificar la información.
  • ¡Y enviar el parte a tu compañía en los siete días siguientes al accidente!

Para consultar precios de seguros, consulta nuestro comparador pinchando aquí.

Fuente: Arpem
Imagen destacada: Irkitated

[NOTA: Artículo publicado originalmente el 23/05/2014, corregido y ampliado]

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta