El estado de las carreteras es impredecible como la vida misma. Baches o zanjas aparecen sin previo aviso arruinando, muchas veces, las ruedas de tu vehículo y, por consiguiente, tu viaje por carretera. El destino final se convierte en la molesta llamada a los servicios de asistencia, quienes aseguran que la alerta por estos daños ha ido en aumento.

La frustración en estos casos nos impide ver la luz al final del túnel. En estas horas críticas solo pensamos en volver a ver a nuestro coche totalmente reparado para poder retomar el rumbo inicial. Lo delicado viene cuando nos pasan la factura y, es entonces, cuando descendemos del cielo a los responsables de la carretera. Para que esto no te suceda contestamos a la pregunta crucial del momento: ¿a quién podemos reclamar la avería causada por el mal estado de la vía?

reclamación daños en la vía

Se puede solicitar al titular de la vía los daños y perjuicios causados por la utilización de la calzada de servicio público de acuerdo con la Constitución Española. El Art. 106 establece que “los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquier de sus bienes o derechos, salvo los de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia de los servicios públicos”.

Por consiguiente, se puede reclamar una compensación si se cumplen los tres requisitos constituidos legalmente:

  • Atestar (mediante la declaración de testigos) daños y presentar el presupuesto individualizado de cada deterioro.
  • Que el daño sufrido sea consecuencia directa del funcionamiento del servicio público.
  • Ausencia de fuerza mayor.

Auto und Taschenrechner. Steigende Kosten bei Autokauf, Leasing, Werkstatt, Tanken und Versicherung

Si se producen estas circunstancias, la Administración Pública está obligada a indemnizarte por los daños causados en el vehículo siempre, ¡claro!, que se aporte la documentación que corrobore el accidente. Para ello, ¿qué debemos hacer en el instante del desperfecto?

  • Avisar a la Policía Local o a la Guardia Civil para que levante el atestado.
  • Hacer fotos del bache y del estado del vehículo.
  • Levantar el atestado y reclamar a la Administración propietaria de esa calzada en concreto.
  • Reparar el automóvil y conservar las facturas.
  • Adjuntar a la administración un escrito con lo sucedido donde se resalte la imposibilidad de evitar la zanja, las imágenes que lo atestiguan, fotocopia de la denuncia así como la del DNI, carnet de conducir y documentos del coche. Éste paso es el más importante de todos (y el que nadie realiza) ya que sin él no se indemniza a los damnificados.
  • Esperar la resolución.

Se dispone de un año para reclamar la avería aunque no hay que olvidar que seguramente tu póliza de seguros incluya los honorarios de un abogado de libre elección.

Concienciado con esta problemática, Ford ha recreado, en su centro de pruebas de Bélgica, kilómetros y kilómetros de la peor carretera del mundo. La pista posee todos los tipos de baches posibles con sus correspondientes efectos y las superficies más exigentes que puedes encontrar por el mundo. ¡No falta ningún tipo de zanja!

Esperemos que no te encuentres con el estado lamentable de una carretera como la de Lommel ni con la pesadilla de un inesperado bache. Pero si ésto te sucede no permitas que el silencio administrativo te deje con el culo al aire. ¡Reclama cómo y a quién debes!

Fuente: RACE

1 COMENTARIO

Deja una respuesta