Si estás pensando en vender tu coche y no sabes que valor en el mercado tiene o si alguna vez tu coche ha sufrido un siniestro, te vendrá bien saber el valor de tu coche y poder diferenciar entre los distintos valores existentes.

Valor de nuevo

La compañía indemnizará por el valor que cuesta un coche nuevo, con las mismas características e incluidos todos los impuestos del coche (IVA e impuesto de matriculación). Además, también se incluirán los accesorios no de serie, siempre y cuando los tengamos declarados en la póliza. Y deben existir dos opciones: que la compañía compre el coche y el asegurado vaya al concesionario a recogerlo, o bien coger el dinero porque puede que ahora nos guste otro modelo. En el caso de que el coche ya no se fabrique, pagan la cantidad del nuevo modelo sustituto.

Valor venal

Es el valor que tiene el coche en caso de venderlo en el momento del siniestro, con las mismas características y con su antigüedad. No importan los kilómetros que tenga, o si el coche está más o menos cuidado. En todo caso se incluyen los accesorios NO de serie si estos estaban descritos tácitamente en la póliza.

Valor de reposición o de mercado

Es el valor que tiene el coche en caso de comprarlo en el momento del siniestro, con las mismas características y con su antigüedad. Al igual que en el valor venal, no importan los kilómetros que se hayan hecho. ¿Cuál es la diferencia con el valor venal entonces? El valor de reposición incluye el importe del coche, gastos de la transferencia y ganancia del vendedor, como si se estuviera comprando en un concesionario. Por ello el valor de reposición es ligeramente más alto que el valor venal (que no incluye este tipo de gastos).

Valor venal mejorado

Se parte del valor venal, con la diferencia de que se mejora algo el importe recibido.

¿Qué recibimos?

Depende de la póliza que hayamos contratado. Lo más normal es recibir el valor de nuevo durante los dos primeros años desde la matriculación, y a partir de ahí, pasar al valor venal o venal mejorado. Aunque como siempre hay excepciones, donde solo se tiene derecho a recibir el valor venal desde el primer momento. Por eso, debes estar atento de la letra pequeña a la hora de contratar tu seguro de coche.

Para calcular el valor venal de un coche se tienen en cuenta, entre otros factores, las cuantías oficiales que determina el Ministerio de Hacienda a través de un listado que viene ordenado por marcas y modelos, obtenemos el valor correspondiente. Se trata de un porcentaje del valor oficial, y que se compone en función de los años que tenga el vehículo:

tabla valor venal

Si nos acabamos de comprar un coche nuevo o tiene poco tiempo, es recomendable contratar un seguro a todo riesgo, o al menos una póliza que nos garantice el valor a nuevo en caso de robo, incendio, siniestro…

Fuente: Rastreator

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta