Cualquier conductor sabe que el invierno es una época complicada para conducir. El hielo, la lluvia, la sal en las carreteras… entorpecen la circulación y pueden provocarnos más de un susto. Al igual que en cualquier estación del año debemos saber cómo reaccionar ante los problemas que puedan derivar del frío, pero también debemos saber cómo preverlos para evitarlos.

Proteger tu coche durante el invierno es de vital importancia para su conservación, pero además podrás evitar muchos sustos y malos ratos con unos sencillos gestos que note llevarán mucho tiempo. Presta atención a estas diez cosas que conviene llevar en el vehículo, antes de que la nieve y el frío lleguen para quedarse durante unos meses:

Teléfono móvil

Actualmente el teléfono móvil es el fiel compañero de todos nosotros, no nos imaginamos una vida sin las facilidades que nos ofrece este dispositivo. Pero muchas veces tenemos la sensación de que nos falla en los peores momentos. Por ello es importante tener no solo el móvil a mano durante el invierno sino también llevarlo con batería especialmente si vamos a hacer alguna incursión zonas alejadas de núcleos urbanos. Tampoco viene mal llevar un cargador de móvil para el coche.

Cadenas

Quizás puedes pensar que no es necesario llevarlas en el maletero porque en tu zona no nieva con frecuencia y mucho menos con intensidad, pero lo cierto es que es necesario llevarlas porque nunca sabemos cuando nos puede sorprender el mal tiempo.

Además, llevándolas siempre en el maletero te ahorrarás los disgustos y olvidos que se producen cuando hacemos alguna escapada a la montaña durante el invierno. Hace algún tiempo te explicamos qué tipo de cadena elegir. Y si no sabes cómo ponerlas, echa un ojo a este artículo.

Cepillo rascador

Las heladas son el fiel compañero de los inviernos. Aquellos desafortunados que tienen que dejar su coche estacionado en la calle y no en un parking saben de lo que estamos hablando. Por ello, llevar en la guantera o en el maletero un cepillo rascador, una rasqueta o una espátula es esencial, pues sino la llevamos no podremos iniciar la marcha, ya que el hielo nos impide completamente la visibilidad.

guante rascador

Además, actualmente existen múltiples formatos de cepillo rascador que facilitan la operación y reducen la exposición al frío mientras estamos quitando el hielo.

Cables de arranque y eslinga de arrastre

El frío es el peor enemigo de las baterías de los coches. Las temperaturas bajo cero provocan que las baterías de nuestros coches cedan y a menudo pierden potencia. Por ello, es importante llevar unos cables de arranque para poder iniciar la marcha lo antes posible.¿No sabes cómo hay que conectarlos? Tranquilom te enseñamos a arrancar un coche con pinzas.

Como la batería no siempre revive con estas operaciones, es importante llevar también una eslinga de arrastre, para poder ser remolcados en caso de emergencia. Las salidas de la carretera son frecuentes cuando el pavimento está helado por lo que no está de más hacerla un hueco en nuestro maletero.

Pala de campaña

pala

Si tienes pensado ir al bosque o transitar carreteras secundarias o pistas de tierra, donde puede nevar copiosamente y su mantenimiento no es tan veloz de las autopistas, no está de más llevar una pala pequeña en el maletero. Te ayudará a retirar nieve u otros materiales que pueden haber sido arrastrados por los temporales.

Ropa de abrigo extra

Nunca sabes a ciencia cierta el tiempo que va a hacer en el lugar al que te diriges. Llevar un abrigo en el maletero o en los asientos traseros te puede proteger. Sobre todo si tienes que salir del vehículo a efectuar cualquier operación, aunque sea tan básica como echar gasolina.

Manta cálida

Imagina que el coche se estropea en mitad de la carretera y te quedas hasta sin calefacción ¿Qué haces en pleno invierno? Muy sencillo: sacar la manta que llevas en el maletero, después de señalizar adecuadamente tu situación y llamar al seguro.

Recomendamos las mantas de forro polar, ya que son muy ligeras y aislantes, además de que pueden guardarse en el maletero sin que ocupen mucho espacio. El sencillo gesto de guardar una manta cálida en el maletero puede hacer que tu salud no corra peligro.

Linterna

linterna

Durante esta época del año, el sol se va pronto y la noche nos puede sorprender de repente el cualquier lugar. No te olvides de llevar en la guantera una linterna, aunque sea de pequeñas dimensiones. Nos ayudará en caso de tener que poner las cadenas o cambiar una rueda, por ejemplo.

Hay modelos especialmente diseñados para el coche, que se pueden recargar con la toma de corriente del vehículo (las hay sin pilas, que funcionan con una dinamo tras darle manivela), o que cuentan con diferentes tipos de luz.

Agua y alimentos energéticos

Al igual que en verano es importante estar hidratado durante nuestros viajes, en invierno cualquier desplazamiento se puede convertir en una odisea debido al mal tiempo. Lleva siempre a mano unas barritas energéticas u otros aperitivos y no te olvides de la botella de agua. El rato se te pasara más rápido si tienes con que llenarte el estómago.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta