Las distracciones al volante son una de las principales causas de accidente en España. Con el objetivo de concienciar a la población, múltiples campañas publicitarias como las de la DGT o las de Ponle Freno de Atresmedia hacen su aparición en las televisiones cada vez de forma más habitual. La Fundación MAPFRE se suma con una propuesta bautizada Objetivo Cero.

A pesar de los intentos de las grandes plataformas, el 30% de los accidentes se producen a causa de las distracciones. Como distracción se entiende la disminución en el grado de atención de alguno de los tres pilares fundamentales para la conducción: el control visual, el manual y el cognitivo. Como es lógico no cometer ningún tipo de distracciones es realmente difícil, ya que poner la radio o ponernos las gafas de sol son acciones comunes en la conducción, pero nuestro deber es controlar en que modo nos afecta.

Las peores distracciones

El móvil, el GPS o la radio no son el único foco de distracciones, los pasajeros también lo son. Aunque a veces nos alegran el viaje y lo hacen más ameno, las conversaciones o las discusiones pueden ser el epicentro de importantes distracciones. Según la Fundación MAPFRE, el 75% de los conductores que viajan con niños se giran para mirarlos. Esta práctica tan extendida es la responsable de múltiples disgustos. Instalar un espejo de vigilancia puede ser la mejor solución a este tipo de distracciones.

Fumar es otra de las distracciones más comunes. Encender un cigarrillo o buscar en la guantera el mechero o cualquier otro utensilio, representa un alto riesgo para la conducción.

distraciones

Aunque sin duda el principal foco de distracciones en el siglo XXI es el teléfono móvil. El envío de mensajes de texto por el teléfono móvil multiplica por 23 las posibilidades de sufrir un accidente. El manos libres no es la solución ya que no evita la distracción cognitiva.

El estado de ánimo también influye. En muchas ocasiones os hemos hablado de como evitar los nervios o la ansiedad al volante pues experimentar este tipo de sensaciones al volante reduce en un alto porcentaje nuestras capacidades de reacción y a nuestra forma de conducir.

El estado de las carreteras tampoco ayuda en muchas de las ocasiones. Aún quedan muchos pasos que dar para conseguir que las carreteras españolas sean más seguras y por año eso a cada año que pasa se aumentan los controles de velocidad, de drogas o de alcohol. Además de las campañas de seguridad que hemos mencionado ayudan a reducirlos. Este vídeo de MAPFRE que te mostra,ps a continuación sigue esa línea, no te olvides de darle al play y empápate de todos los peligros que conllevan las distracciones al volante.

Fuente: Fundación MAPFRE 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta