Sabiendo lo importantes que son las paradas para descansar e hidratarse, así como preparar el coche para un viaje largo, el ejercicio físico se suma como elemento clave para reducir el riesgo de accidentes.  Para descansar y tener el cuerpo a punto para coger el coche de nuevo te traemos esta tabla Top 10 de ejercicios que proponen desde la revista Autopista y que pueden resultarte muy prácticos durante tu viaje de vacaciones.

1. El interruptor

Este ejercicio se puede hacer en asiento del conductor con la espalda recta sin tocar el respaldo y las piernas flexionadas. Una vez en esta posición, colocas tus manos sobre tus muslos internos, hasta ahí todo bien, ahora toca la parte del ejercicio.

Inspira, espira y durante esa espiración empuja las piernas hacia el interior de tal manera que queden en tensión al ser detenidas por la fuerza que opone tus manos durante 10 segundos. Una vez pasado ese tiempo, destensa como si se apagará el interruptor de la luz y vuelve a repetir al menos tres veces más.

 2. De lado a lado

Este es un estiramiento en el que trabajan los músculos laterales del tronco. Con la espalda recta, debes levantar los brazos y juntar tus manos por detrás de la cabeza. De nuevo respira, y a la que sueltas el aire flexiona el tronco hacia la derecha manteniendo esa posición durante 15 segundos. Repite, desde la posición inicial realiza el movimiento hacia el otro lado repitiendo cada lado 3 veces de manera alterna.

3. Fuera tensiones

Es la hora de relajar los brazos. Sujeta el codo izquierdo con la mano derecha y manténlo en ángulo recto mientras que el otro lo mantienes relajado. En tu espiración tira del codo hacia a ti sin levantar el hombro y continúa con esa tensión por 15 segundos. De nuevo, repite la acción con el brazo contrario, así hasta tres veces con cada uno.

4. La ola estática

Seguimos con ejercicios para los brazos. Esta vez como si fueras a hacer la ola pero te quedan a medio camino con los brazos extendidos a la altura de los hombros. Recuerda, la espalda siempre recta, no vayamos a lesionarnos. Mantén esa tensión durante 15 segundos, o 20 para los valientes, y repite la acción 3 veces más.

5. El lento gesto de indiferencia

Subiendo y bajando los hombros lentamente, como si nos encogiéramos de hombros en ese conocido gesto de incomprensión o indiferencia. La acción de subir y bajar cuenta como una, y hay que hacerla 10 veces. Para llegar a más músculos y relajar, debemos realizar 20 giros: la mitad hacia delante y la otra mitad hacia atrás.

6. Auparse a uno mismo

Para hacer este ejercicio hay que tener buenos brazos ya que, con la espalda recta, las piernas juntas y las manos apoyadas en el asiento, hay que subir y bajar el cuerpo con los brazos. Las repeticiones del movimiento aconsejadas son de 15 a 20 sin descansar y realizar un total de tres series.

7. Sacar bola

En este caso toca hacer fuerza con tan solo los brazos. Para ello, permanece con la espalda recta separada del respaldo y, con los brazos flexionados sobre tus piernas, aprieta los puños y tira de las manos hacia arriba sin que los brazos de muevan. La tensión dura 10 segundos y tiene que repetirse 3 veces.

8. Nos hundimos

Llegó la hora de apoyar la espalda en el respaldo por fin. con los pies pegados al asiento, los brazos extendidos y las manos apoyadas en el volante. Mientras mantienes los brazos bien estirados, hay que bajar los hombros y la cabeza como si se hundieran durante 10-15 segundos y repetir esta acción al menos 3 veces.

9. Una mano en la cabeza

Seguimos con la espalda en el respaldo e inclinamos la cabeza a la derecha. para ayudarnos a estirar bien y aumentar la presión nos ayudamos de la mano que tira hacia el lado del movimiento efectuado. Mantenemos durante 10-20 segundos y volvemos a la posición para repetir la acción hacia el otro lado. en total, 6 veces alternando a la derecha y a la izquierda.

10. Que la fuerza te acompañe

Llegamos a la serie de ejercicios final y toca despedirse con un gesto peliculero. Con la espalda recta y los brazos extendidos hacia delante, apoya la muñeca en la parte alta del volante mientras que con la otra, completamente cerrada, agarras el volante. La mano con la muñeca apoyada está abierta con todos los dedos extendidos como si una especie de fuerza invisible los atravesara y saliera del vehículo. Tras los 10 segundos obligatorios en esa posición se puede decir “que la fuerza te acompañe” en memoria de la gran saga de Star Wars y muy útil para las próximas horas en carretera, pero eso ya es opcional. Repetir 20 veces, 10 con cada mano.

El coche como gimnasio personal

Para los que al observar la imagen del post pensaron realmente ejercitar su cuerpo en el coche, no es tiempo perdido y tampoco es una idea descabellada. Este hombre, llamado Paul, ha encontrado los ejercicios perfectos para realizar en espacios pequeños como un coche y que harán de tus músculos la envidia de todos y todas. Nosotros no lo recomendamos ya que, si has parado para descansar y tomar fuerzas, mejor no cansar a tus músculos más de la cuenta.

Fuente: Autopista
Imagen: Car Throttle

1 COMENTARIO

  1. ¿Y esto lo haces en marcha……..?
    Si te tiras por un puente, no te digo que quedes mejor, pero por lo menos después no te enteras que llegue la multa.

Deja una respuesta