Si has sido beneficiado con las ayudas del Plan PIVE debes saber que los 750 euros aportados por el Gobierno se consideran ganancia patrimonial y que tendrás que incluirla en la casilla 266 del Impuesto de la Renta de las Personas físicas.

Desde el Ministerio de Hacienda calculan que, de los 225 millones que el Gobierno aportó al Plan PIVE 8, nada menos que 69 volverán a las arcas públicas mediante la declaración de la renta. Los fabricantes piden que se retomen estos planes de achatarramiento para que se rebaje la edad media del parque móvil español… pero por ahora no hay nada oficial.

Ya habíamos hablado en su día de la Renta y el Plan PIVE, pero este año hay dos cambios respecto a anteriores ejercicios:

  • Reforma fiscal que entró en vigor el pasado 1 de enero de 2015.
  • Cambio de la cuantía de las subvenciones.

La ayuda, a medias entre el Gobierno y el concesionario, proporcionaba a los compradores un descuento de 1.500 euros (en anteriores ocasiones llegaban a ser 2.000 euros). Son de los 750 euros los que hay que señalar en la casilla 266 como “ganancias patrimoniales no derivadas de una transmisión”. Ojo, puede ser 1.125 euros, pues el Plan PIVE 8 ofrecía unos incentivos a la adquisición de 2.250 euros a familias numerosas que comprasen un vehículo con siete plazas.

Como recuerdan desde Gestha, el sindicado de Técnicos del Ministerio de Hacienda: “los tramos impositivos pasan a ser cinco (antes de la reforma fiscal eran siete) y cambia la retención a realizar según en qué tramo te encuentres, en función de tus ingresos”. Son estos:

Base liquidable Retención Pago a Hacienda
Hasta 12.450 € 20% 150 €
De 12.450 a 20.200 € 25% 187,5 €
De 20.200 a 34.000 € 31% 232,5 €
De 34.000 a 60.000 € 39% 292,5 €
Más de 60.000 € 47% 352,5 €

 

Para que te hagas una idea de en qué tramo te encuentras has de saber que la base liquidable comprende el sueldo anual bruto más los rendimientos de los ahorros y otros ingresos extras, a los que hay que restar gastos deducibles y otras reducciones previstas en la ley (como aportaciones a planes de pensiones).

La última Reforma Fiscal ha favorecido mucho, en el caso del PIVE, al tramo salarial de entre 34.000 y 60.000 euros. El año pasado debían pagar a Hacienda hasta 400 euros y ahora esa cantidad se reduce un 40%, hasta 232,5 euros. Eso sí, hay que tener en cuenta que hay comunidades autónomas que aplican tarifas con más tramos (Comunidad Valenciana, Cataluña, Asturias, Andalucía, Baleares, Canarias y Extremadura), que puede haber algunas variaciones.

¿Y si no lo declaras? Pues, como ha ocurrido en ejercicios anteriores, recibirán una carta de la Agencia Tributaria exigiendo una declaración complementaria por “incremento patrimonial no reconocido” más un posible recargo por no haberlo declarado en su momento. Te la enviarán, porque el concesionario donde has comprado el coche ha tramitado el PIVE a tu nombre… no tendrás escapatoria..

Vía: Gestha