No es nuevo afirmar que cuanta más velocidad alcance un vehículo que impacta contra alguien, las probabilidades de que ese alguien sobreviva disminuyen. Pero la edad también juega un papel en esta ecuación. La Fundación para la Seguridad en Carretera de Estados Unidos publicó en 2011 el estudio Impact Speed and a Pedestrian’s Risk of Severe Injury or Death, en el que se arrojaban los resultados de cuatro años de historial de accidentes (desde 1994 a 1998). Pues bien, el medio de investigación ProPublica ha convertido esos datos en un gráfico interactivo.

Probablemente se trate de una forma de visibilizar información que, a través de un estudio, podría haber pasado desapercibida pero, a través de un elemento visual interactivo, no. Es lo que tiene la sociedad moderna; nos da pereza pensar o asimilar grandes cantidades de información, por lo que la máxima hoy en día es aportar cuanta más información visual mejor.

gráfico mortalidad velocidad

A mayor velocidad, más mortíferos

Los datos más importantes que hay que destacar es que a una velocidad de más de 96km/h la muerte es inevitable, ya que el 93% de las víctimas de estos atropellos no sobreviven. Lena Groeger, especializada en periodismo de datos en ProPublica, afirma que todo es relativo:  “Un señor mayor de 70 años que es golpeado con un coche a 48 km/h tiene las mismas probabilidades de morir que una persona de 30 años atropellada por un coche que va a 72 km/h.” Por lo que no se trata de la edad, sino de la velocidad.

Groeger destaca también el hecho de que una persona, sea de la edad que sea, tiene un 69% de probabilidades de morir si es arrollado por un vehículo que circula a 48km/h en comparación con uno que vaya a 40 ¿No parece demasiada velocidad verdad? Levantar el pie del acelerador en el momento oportuno puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para una persona.

27 atropellos al día; uno por hora

En España no estamos para ignorar los resultados que arrojan este tipo de investigaciones. El estudio llevado a cabo por RACE y Goodyear sobre accidentes en zonas urbanas, publicado en 2015, revela datos que ponen los pelos de punta. Cada año, se producen en España 10.000 atropellos en las vías urbanas, lo que supone alrededor de 27 al día y uno por hora. Uno por hora. De esos 10.000 atropellos, un 20% provocan lesiones graves o mortales en los peatones. Los más vulnerables son los niños de hasta 14 años y los mayores de 74 años, así como los ciclistas.

Un 35% se producen al atardecer, favorecidos por la iluminación deficiente. En dos de cada tres atropellos la responsabilidad del accidente recae en el conductor (por conducta temeraria o por distracciones); cuando es el peatón el culpable es debido a un comportamiento negligente: cruzar por donde no hay pasos de peatones, con el semáforo en rojo o por irrumpir repentinamente en la vía. El estudio también alude a las administraciones públicas, que deben mantener las vías en condiciones seguras, sin obstáculos, con semáforos que funcionen correctamente y sobre todo, vigilar el estado de las carreteras, que, en muchas ocasiones, deja mucho que desear.

Vía: Gizmodo, Propublica, RACE y Goodyear.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta