Seguramente César Millán diría que el líder de la manada eres tú y que tu perro debe saber que está mal soltar pelos en tu precioso coche, pero desgraciadamente hoy en día los avances científicos no nos han brindado la posibilidad de bloquear la caída involuntaria de pelo de tu mascota.

Anteriormente os habíamos contado cómo dejar las llantas como recién salidas de fábrica a través de un meticuloso proceso de limpieza (aunque también os enseñamos cómo usar un limpiahornos para el mismo cometido). Esta vez queremos compartir con vosotros uno de los mayores quebraderos de cabeza cuando tienes mascotas -sobre todo perros-: las cuales, si no llevas fundas protectoras, llenan el coche de pelos que parecen pegados uno a uno con loctite.

El tiempo que tardes en concluir la limpieza depende del tipo de pelo al que te enfrentes y del tipo de fibras que tengan las alfombrillas, y también de la técnica a la que recurras. Puedes efectuar un simple aspirado, recurrir al rodillo de pegamento o bien hacerlo en modo pro, como te explicamos a continuación. Alérgicos abstenerse.

¿Qué se necesita?

  • Guantes de goma
  • Una aspiradora
  • Aire comprimido si es posible
  • Escobilla de goma
  • Piedra pómez especial para quitar pelo de mascotas, y si no una cualquiera.
  • Cubo de agua
  • Paciencia

chewie

Empezamos:

  1. En el caso de que dispongas de aire comprimido, aplicarlo por las superficies a limpiar para que el pelo adherido se desprenda.
  2. El siguiente paso es frotar el pelo con un guante de goma, una piedra pómez especial o un cepillo de goma e inmediatamente aspirar la parte que estamos limpiando para que no vuelva a posarse en el interior del coche. El cepillo de goma crea electricidad estática que atrae el pelo y lo desprende de la alfombrilla o el maletero. Los movimientos deben ser cortos y orientados al tubo de la aspiradora.
  3. Si usas la piedra -un método bastante efectivo-, cuando se llene del pelo de tu mascota basta con que la aspires o la cepilles (sí, suena redudante).
  4. Disfruta de tu coche limpio hasta que el perro se vuelva a subir y tengas que volver a hacerlo.

Es recomendable que cepilles a tu mascota con asiduidad para reducir el pelo suelto y mejorar la salud de su piel y su pelaje, ¡y también porque son tan adorables cuándo lo haces!

Fuente: Autoblog

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta