Hace unas semanas te contábamos que es normal que tu coche consuma aceite, por su función y la forma en que trabaja para cuidar al motor. Pero, además de eso, pueden producirse pérdidas de este líquido, algo muy preocupante, ya que es el encargado de lubricar las partes mecánicas en movimiento para garantizar su durabilidad.

Preguntamos a los expertos de Total España los motivos por los que esto puede suceder y las posibles formas de solucionarlo. Su primera indicación fue muy clara: asegurarnos de que estamos ante una mancha de aceite. Es muy común que la gente llegue a un taller asegurando que su coche pierde aceite y en realidad se trate de otra cosa.

Estas manchas que aparecen bajo el coche, tras tenerlo aparcado, pueden ser provocadas por cualquier otro líquido. Uno muy habitual es agua procedente de la condensación del aire acondicionado. Podrás reconocerlo por su espesor y olor.

Qué hacer si un coche pierde aceite

Una vez que sabes que tu coche pierde aceite, lo primero es conocer el alcace del porblema, saber cuánta cantidad ha perdido. Para ello, utiliza la varilla para comprobar si el nivel de aceite se encuentra entre las marcas de mínimo y máximo.

mancha aceite coche

Si eso es así y conservas un nivel de aceite aceptable a pesar de la fuga, acude con él a un taller para que solucionen el problema. En el caso de que haya perdido mucha cantidad, lo más recomendable es que avises a la grúa para evitar problemas mayores. Puede haberse dañado alguna pieza al no existir lubricación suficiente y no es aconsejable que el coche continúe en movimiento. En la mayoría de los casos tu compañçia de seguros cubrirá el coste de este transporte.

Motivos por los que un coche pierde aceite

Si por desgracia se trata de aceite, hay numerosos motivos por los que se puede producir una fuga, si bien la mayoría se debe a estos cuatro motivos. Los hemos ordenado de menor a mayor gravedad:

  • Tornillo del cárter: Es el motivo más común y el más fácil de reparar. El cárter es el lugar donde se acumula el aceite, en la parte baja del coche (recuerda el viaje que realiza dentro del motor). Es fácil que se lleve un golpe y se dañe el tornillo o la arandela que lo fija bien. Aunque haya que cambiar estas dos piezas, su coste es muy bajo.
  • Holguras en las juntas: Puede haber alguna holgura en las juntas, o bien la junta del tapón de llenado, las juntas de la tapa de balancines, el conducto de la varilla de aceite… Si esto ocurre entonces lo más pprobable es que el aceite acabe manchándolo todo (no significa que se pierda mucho aceite, pero es una imagen bastante dramática, sobre todo desde abajo). Si el goteo es más intenso, probablemente se haya roto un manguito. Nada caro o difícil de reparar, siempre que lo detectes a tiempo y tu coche no se quede sin aceite.
  • Turbo: Ya te hemos explicado qué es el turbo y cómo cuidarlo. Se trata de un elemento que gira a enormes velocidades y necesita una lubricación especial. Cuando comienza a perder aceite por los retenes, que ya no cumplen su función, se debe a que el turbo se encuentra al final de su vida útil (duran unos 250.000 km) o que se emplea aceite de muy mala calidad. Reemplazar el turbo es una operación muy costosa (unos 1.200 euros) y delicada.
  • Junta de culata: Esta pieza tiene una misión clave: evitar que el líquido refrigerante entre en contacto con el aceite y se mezcle en la combustión. Es el peor motivo por el que tu coche puede perder aceite, ya que reparar una junta de culata es caro pues además del cambio de junta hay que rectificar y limpiar todos los conductos. Un proceso complicado, difícil y, como decíamos, muy costoso.

varilla aceite coche

Independientemente del tipo de problema que sufra y de la reparación que te toque afrontar, lo mejor para evitar problemas con el sistema de lubricación del coche hay dos claves para evitarlos:

Utiliza aceite de calidad: No compensa emplear aceites baratos. Los lubricantes de calidad eliminarán la suciedad del motor de manera más adecuada. Es bueno que se ennegrezca, ya que eso indica que el aceite cumple su cometido y las impurezas no siguen en las partes móviles del motor.

Cambia el filtro y el aceite regularmente: Utilizar aceite usado durante mucho tiempo hace que merme la calidad del aceite… y puedan dañarse otros componentes del vehículo. Lo mismo ocurre con el filtro de aceite. Es tan barato cambiarlo junto con el aceite que no compensa poder sufrir los problemas que pueden suceder. COmo reza el dicho, lo baratro puede salir muy caro.

Fuente: Totalblog

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta