El dicho dice que “en abril aguas mil” aunque parece ser que esta vez le ha tocado al mes de la primavera por excelencia llevarse un sobresaliente en lluvias. Esperemos que mejore. Fenómenos como las fuertes lluvias, ríos improvisados e incluso riadas que hacen que los coches sean arrastrados por la corriente pueden causarnos algún que otro susto. Ya habíamos visto que es lo que debemos hacer si una tormenta deja tu coche inundado, pero y si te ves arrastrado por una riada ¿Qué es mejor, quedarse parado o salir rápidamente?

La Dirección General de Tráfico (DGT) es rotunda en este sentido: si el coche ha quedado detenido en medio del cauce y comienza a ser arrastrado lo mejor es salir como sea.

Prevención y calma, siempre es más fácil decirlo pero en situaciones así no se pueden perder los nervios. Jamás debemos cruzar un cauce de agua o una carretera inundada aunque conozcas el terreno o la vía, incluso aunque conduzcas un súper todoterreno, no te hagas el valiente. Debes saber que el agua se mueve a gran velocidad, que está turbia y no sabemos si habrá algún obstáculo bajo el cauce. Si el agua supera el eje de las ruedas, conviene no cruzar ¡importante que no lo olvides!

Para estos casos los expertos delimitan niveles de actuación. Te traemos toda la información de lo que se aconseja hacer en caso de encontrarte en mitad de una riada ¡Muy útil!

riada2

Como la meteorología de nuestro país está que parece que no sabe en qué estación está, lo mismo un día hace 20º que al día siguiente no te quitas el paraguas de encima y bajan tanto las temperaturas que te amargan el día, puedes encontrarte cualquier situación. En caso de que no pare de llover y nos veamos sorprendidos por una riada de 30-45 centímetros de profundidad, el coche puede empezar a descontrolarse. Si te ocurre, esto es lo que tienes que hacer:

  • Salir cuanto antes del vehículo. Si ves que el agua supera la altura de los bajos de su vehículo, lo mejor es abandonarlo cuanto antes.
  • En el caso de no poder abrir la puerta, abandonar el vehículo por la ventana. Puede ser que la fuerza del agua le impida abrir la puerta, en cuyo caso lo mejor es bajar la ventana y salir por ella. Si la ventana tampoco se abre, rompe la luna de la ventanilla con un objeto punzante y salga a través de ella.
  • Salir por el lado del vehículo contrario a la corriente. El impacto de la corriente siempre es importante, por lo que es preferible salir por el lado contrario o subirse al techo del vehículo y esperar el momento más oportuno.
  • Nadar siempre en la dirección de la corriente. Nunca se debe nadar contra corriente, sino nadar a favor de la misma dirigiéndose a un punto seguro como la orilla, un árbol o cualquier otro sitio que nos permita salir de la corriente.
  • Si el coche está muy sumergido, espere a que se llene de agua para poder abrir la puerta. En el techo del vehículo siempre se forma una burbuja de aire. Sin embargo, resulta preferible y menos peligroso salir por la ventana antes de que el vehículo se inunde por completo.

Para finalizar el artículo, si te ves sorprendido por una riada y el coche se queda detenido en medio del cauce de agua sin poder avanzar y empieza a deslizarse, lo mejor es salir cuanto antes.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta