Un estudio del Comisariado Europeo del Automóvil afirmaba que el 96% de las personas consideraban que cuando conducían llevaban una ropa adecuada. ¿Es esto cierto? En invierno, un estudio de la misma agencia, afirmaba que uno de cada cinco conductores no se quitan el abrigo cuando van a coger el coche.

Por supuesto, esta indumentaria al volante no es la más segura, lo que nos hace deducir que gran parte de ese 96% está equivocado. En verano la situación varía demasiado, ya que muchas personas conducen utilizando chancletas u otro tipo de indumentaria completamente desaconsejable. Para ese 96%, vamos a indicar qué ropa sí deberíamos llevar al volante y cual no.

Ropa que no podemos llevar al volante

Lo más evidente en esta época del año es que la gente tienda a no quitarse el abrigo mientras conduce. Ya se trate de un abrigo de plumas, paño o cualquier otro material, el grosor extra que el propio abrigo nos da, primero resta capacidad de actuación al cinturón de seguridad ya que, en caso de accidente, el sistema de retención que se ejerce no se podría realizar con la potencia y la eficacia óptima, lo que podría suponer que nuestro cuerpo recorra más distancia y nos acerquemos demasiado al volante. Además, en caso de tener que salir del vehículo el abrigo solo nos restaría movilidad.

Por supuesto, otros complementos invernales también están vetados: Bufandas, gorros, guantes... El calzado también es muy determinante a la hora de conducir. Los tacones o las plataformas hacen especialmente complicada la conducción y en caso de tener que pisar el freno ante una situación de emergencia una tarea bastante complicada. Por otra parte, las botas rígidas que protegen contra el frío tampoco son las más indicadas para estar al volante. Su rigidez y dureza disminuyen de manera muy notable la sensibilidad de tu pie con el pedal.

Las botas rígidas que protegen contra el frío tampoco son las más indicadas para estar al volante. Su rigidez y dureza disminuyen de manera muy notable la sensibilidad de tu pie con el pedal.

En verano, por supuesto, sandalias y bañadores quedan vetados. Siempre tiene que haber algo que impida el contacto directo del cinturón de seguridad con nuestra piel, con lo que ir sin camiseta o llevar una camiseta demasiado corta, tampoco estaría permitido.

Ropa que sí podemos llevar al volante

Si es invierno y tenemos frío, como sustitución al abrigo podemos utilizar las camisetas térmicas por ejemplo. En cualquier caso, es conveniente que el coche siempre est a 23 grados, por lo que en principio no deberíamos tener ningún frío y en verano ningún calor.
En caso de conducir con niños pequeños en el coche, la regla del abrigo es totalmente aplicable a ellos. Es mucho más conveniente ponerles una manta para que no pasen frío.

En resumen, para ir al volante debemos de tener en cuenta que la ropa que llevemos, debe sernos cómoda y permitirnos la mayor flexibilidad de movimiento posible. También debemos saber, que tiene que existir una barrera entre nuestra piel y el cinturón, aunque esta no suponga una interrupción en la acción del cinturón de seguridad.

Fuente: CEA

1 COMENTARIO

Deja una respuesta