Elegir un seguro no es tarea fácil independientemente de si se trata de un seguro de hogar, de coche o de vida. Antes de lanzarte a contratar uno tienes que tener en cuenta una serie de pasos que te ayudarán a tomar la decisión correcta para que no te arrepientas a los pocos meses. En el caso del coche, es de vital importancia.

Tu vehículo es un medio de transporte con el que puedes ocasionar más de un desperfecto físico y material por lo que conocer cuales son las coberturas que necesitas, tu estado económico, etc te ayudarán a valorar cada una de las opciones y elegirlo con éxito. Los diez pasos que te ofrecemos a continuación te trazan una línea fija para que la sigas y consigas la mejor opción posible.

Paso 1: Antes de nada

dudas

Cuando buscas un seguro de coche lo que quieres es estar adecuadamente cubierto en el caso de accidente, pero sin pagar ni un céntimo de euro más. Ya, ¿y cómo lo conseguimos?

El seguro representa un dinero importante a ahorrar al año en estos momentos de crisis. ¿Cuánto? Pues seguro que unos cientos o incluso o unos miles de euros de ahorro… ¿En serio? Por poner un ejemplo, uno de nuestros investigadores utilizó una comparativa on-line de cálculos de seguros de coches para tu perfil en concreto y se encontró con la nada despreciable diferencia de 743 euros de seguro al año entre la compañía más cara y la más barata. ¿A que merece la pena?

Paso 2: ¿Qué cobertura necesito?

Para encontrar el seguro de automóvil adecuado hay que empezar por averiguar “la cantidad” de cobertura que necesito. Cada persona y situación es diferente. ¿Necesito uno a todo riesgo sin franquicia? Hay muchos clientes que basan sus decisiones en las peores situaciones y quizá este sea el cliente tipo de las compañías de seguros Las compañías de seguros “juegan” con la estadística y saben en cada caso cuánta gente promedio va a tener un accidente, sufrir un robo…

Los expertos recomiendan que si se tiene una gran cantidad de activos se debe tener suficiente cobertura de responsabilidad de protegerlos. Por ejemplo, tengo 30,000 € de cobertura de responsabilidad civil por lesiones corporales, pero tengo 60,000 € en activos… Los abogados podrían ir contra mi patrimonio en el caso de un accidente en el que yo tenga en la culpa y la otra parte de las facturas médicas sobrepasen los 30,000 €.

Por establecer recomendaciones generales para la contratación de responsabilidad civil… ¿Tengo una situación patrimonial desahogada? ¿Podrían ir contra mi activo? Si es así lo conveniente es contratar 30.000 € en responsabilidad civil por lesiones, 60.000 € para todas las personas heridas en un accidente y daños a los vehículos de terceros por importe de 25.000 € (Más de la mitad de los coches valen menos de 25.000€). Una vez más, sin embargo, deja que tu situación financiera sea tu guía. Si no tiene activos, no contrate excesos de cobertura.

Los hábitos de conducción también deben ponerse en consideración. Si tienes una mala experiencia con una compañía de seguros, si tienes un pie caliente con el acelerador o un camino difícil para llegar a casa quizá deberías plantearte una cobertura más amplia. También influyen aspectos positivos como una buena historia de siniestralidad, baja tasa de muertos en accidente, en robos, etc. Asegúrate de aspectos como tener coche de sustitución, puede de ser de vital importancia en caso de avería cuando estás de vacaciones o similares.

Paso 3: Revisión de tu Permiso de Conducir y de tu actual póliza de seguro

ahorro dinero

¿Tienes carné? ¿Y póliza de seguros? ¿Has tenido multas últimamente? ¿Te quedan puntos? Todo esto influye seriamente en el precio del seguro de un coche y no es baladí su revisión previa, quizá puedes recuperar algún punto en unos días y esperar a cotizar de nuevo el seguro de coche… Tampoco debes olvidar que el enemigo a batir es el precio actual de tu seguro. Busca algún otro que mejore esa cifra.

Paso 4: Solicitar cotizaciones competitivas

Ya hemos terminado con la filosofía, como decíamos antes toca ponernos a comprar. ¿Tienes una hora libre? Tómatelo como un trabajo más y ten a mano todos los papeles de tus seguros actuales para la pelea que se avecina.

Lo primero Internet. Hay muchos comparadores de seguros online fáciles de manejar que te pueden dar una primera piedra de toque de precios. ¿Te aburre esto? Piensa que sólo vía on-line podemos conseguir unos ahorros de unos cuatrocientos euros.

Cuando te pongas manos a la obra debes de tener en cuenta estos puntos respecto a los cotizadores

  • Hay algunas empresas que no te dan precio en tiempo real, te llaman para darte el coste del seguro, sobre todo si son Corredurías de Seguros o similares.
  • Cada cotizador te va a requerir entre 5 y 10 minutos pero merecerá la pena. ¡Seguro!

Paso 5: Registro de cotizaciones, apúntalo todo

descuentos porcentajesPara no perderte detalle de toda la información que vas recabando haz un documento electrónico con notas o una hoja de papel dividida en categorías así evitarás trabajar de más. No te olvides de añadir los siguientes puntos:

  • Tasas mensuales y anuales para los diferentes tipos de cobertura: como no es lo mismo el precio anual que mensual, no olvides apuntar los importes de los seguros en una misma forma de pago (la anual es la más representativa).
  • Descuentos ofrecidos por las compañías de seguros según tu perfil ¿Hay descuentos o regalos adicionales a tener en cuenta? ¡Apúntalos!

Paso 6: Ahora toca el teléfono

Una vez que has agotado todas las vías on-line, toca coger el teléfono, me toca contactar con todas las que no tienen cotización on-line. Tener bolígrafo y papel en mano te ayudará de nuevo tener a mano todos los documentos para hacer más fácil, y más rápido, el trabajo a la persona que me va a cotizar por teléfono. No olvides solicitar un documento (vía email) con toda la información aportada por el operador de telefonía.

Paso 7: Buscar promociones

Cuando estás al teléfono no debo bajar la guardia con las promociones. Pregúntaselo a tu interlocutor. ¿Hay algún descuento adicional que usted me pueda ofrecer? Quizá mi historial, mi tipo de coche, los extras que favorezcan la baja siniestralidad, etc.

Paso 8: Selección de la compañía de seguros adecuada

revision llantas taller

Ya estás más cerca de la decisión final, sólo falta un detalle. ¿La compañía de seguros más barata es la más adecuada? Malas noticias, toca de nuevo leer e investigar porque si necesitas a tu compañía de seguros y no saben atenderte en caso de siniestro habrás ahorrado para nada. Recaba toda la información posible sobre la compañía que está comenzando a llamar tu atención.

A continuación te damos unos consejos para orientar tu pensamiento y ayudar a tomar una decisión:

  • En la Dirección General de Seguros quizá te puedan ofrecer datos sobre la compañía, si atiende bien a sus clientes, si tiene muchas quejas…
  • Qué opinan los concesionarios de coches de confianza y los talleres sobre ellos.
  • ¿Tienes un agente de seguros que te recomiende esta la compañía?
  • Echa un vistazo a qué opinan las empresas de calificación sobre la solidez financiera de tu elegida.

Paso 9: Revisión de las condiciones particulares antes de firmar

Ya has hecho tu investigación y has decidido sobre la compañía de seguros. Antes de firmar has de leer con detenimiento las coberturas revisa las exclusiones que incluye tu póliza antes de firmar. Verifica con especial detenimiento una cláusula que es la de mantener tu derecho a demandar, en palabras de un experto… “Averigua si estás renunciando a tu derecho a acudir a los tribunales y si hay obligación de acudir a arbitraje si hay un desacuerdo [entre tú y la compañía de seguros]”.

Ni que decir que “Es mucho mejor si no se renuncia a este derecho… Es más fácil para que [las aseguradoras] se puedan aprovechar de ti”. Si encuentras una cláusula en este sentido, no todo está perdido necesariamente. “Al menos en teoría, un contrato es un acuerdo mutuo, por lo que debería ser capaz de cruzar la línea de negociación”.

Paso 10: Cancelar tu vieja póliza

Después de contratar la nueva póliza hay dos cosas más que hacer. La primera es la de cancelar la cobertura de seguro con la compañía de seguros actual. Ahora,  ya eres libre para poder disfrutar del dinero ahorrado.

7 COMENTARIOS

  1. Pero tengo una duda, tengo que contactar con mi aseguradora en el momento del accidente o al rato. Lei en una web que había que dar el parte en el momento.

    • Según lei los partes de siniestros se deben dar con un máximo de 7 días. Existen convenios y por los mismos además por ética no debemos dejar de tramitarlo lo antes posible. Más aún si se ha tenido la culpa, todos podemos equivocarnos, es de humanos, pero debemos atender el error lo más pronto posible. Saludos,

  2. En relación al comentario de las Corredurías y demás………….

    Estoy completamente en desacuerdo. Las Corredurías de seguros son figuras completamente independientes de las Cías. facilitan precios certeros y en la gran mayoría de los casos al céntimo. Una de sus labores es defender los intereses del cliente en caso de siniestros. Otra cuestión es la demora en contestar dado que ejecutan el trabajo en numerosas entidades aseguradoras analizando coberturas y facilitando el mejor precio. Para ello piden descuentos a las mismas entidades aseguradoras y presionan. (Trabajan para el cliente). Además, por Ley deben entregar al menos 3 presupuestos de distintas entidades aseguradoras y argumentar en cada uno de los estudios el por qué deciden elegir una u otra compañía.

    Otra cuestión son los agentes de seguros, estos profesionales sí trabajan para una compañía en concreto y se deben a ellas. No están obligados a tramitar siniestros como es en caso de los Corredores. Aunque existen muchos casos que sí tramitan los siniestros de sus clientes.

    Espero haber aclarado estos puntos, me pronuncio con conocimiento de esta profesión. Saludos,

  3. A mi padre le han ofrecido en su asesoría la posibilidad de asegurar la franquicia del seguro de un C4.
    Estuve mirando en internet y solo vi un producto llamado Segurofranquicia.
    ¿Alguien conoce algo sobre el tema y sabe si existen más opciones?
    Gracias.

Deja una respuesta