Según une estudio del año 2016, realizado por la Fundación Española para la Seguridad Vial y financiado por la DGT, un 40% de los conductores cree que el análisis de alcohol en sangre se hace por el aire espirado y no por la saliva. Además, e los 1.205 entrevistados, el 20% daban fiabilidad a los trucos para eludir controles de drogas.

La mayoría de estos trucos surgen como bulos entre amigos y familiares y acaban transformándose en historias creíbles para los usuarios de internet que opinan y leen en foros relacionados con la automoción donde se ha llegado a comentar el uso de limones, granos de café o beber grandes cantidades de agua para diluir la proporción de la droga. Todos falsos. La DGT informa de el peligro de seguir estos consejos y explica las razones por las que estos “trucos” son falsos y advierte de la peligrosidad de algunos de ellos.

“Los controles de droga mediante muestras de saliva son un instrumento muy fiable” explica Juan Carlos González Luque, subdirector adjunto de Investigación e Intervención de la DGT, y añade que de hecho “al realizarse siempre una prueba evidencial con una segunda muestra de saliva que se envía a un laboratorio, la fiabilidad es irrefutable”.

1. Esperar un par de horas

Es cierto que la espera provoca que los efectos del alcohol en nuestro cuerpo disminuyan pero no en tan corto periodo de tiempo. En concreto se deben esperar al menos de 5 a 6 horas. De esta forma nuestro cuerpo ha tenido el tiempo suficiente para eliminar las drogas en los niveles medidos por el test.

2. Tomar granos de café

Si bien este bulo tiene fundamentos reales, los primeros alcoholímetros sí que podían ser engañados por esta táctica, hoy en día no tiene ningún efecto. El tomar café o granos de café no modifica la concentración de droga en la saliva a la hora de realizar el test.

3. Beber agua

Puede que para la resaca venga bien pero en el caso de ponerse a conducir, no hay ninguna evidencia científica que avale que se reduzca la proporción de droga en el cuerpo. Beber agua no diluye la presencia de droga en la saliva. Cuando se realiza el análisis de la saliva, equivale a la cantidad de droga en sangre la cual es imposible de diluir por beber más agua.

4. Hacer deporte/sudar

Un 23,2% de los entrevistados en el estudio pensaban que el realizar algún deporte y sudar servía para expulsar las cantidades de la droga consumida. Error. La sudoración no reduce la droga en sangre.

5. Comer limones

Suena bastante complicado que este  bulo haya llegado a los rumores entre conductores pero así es. Comer limones, pese a lo que se pueda pensar, no reduce la concentración de la droga en la saliva. De hecho, el único efecto que provoca es la estimulación de las glándulas salivales.

6. Tomar bebidas energéticas

Si bebiendo agua no se conseguía bajar el porcetaje de droga en sangre, mucho menos lo hará la toma de bebidas energéticas. De hecho, su efecto podría ser incluso peor ya que las altas concentraciones estimulantes de estas bebidas pueden provocar el aumento o suma de efectos peores. El caso más grave que se ha podido registrar ha sido la muerte súbita.

7. Dormir un rato

Al igual que esperar una o dos horas no funciona para tal propósito, dormir tan solo unas horas no arreglará los estragos del consumo de drogas. Se necesita al menos de un sueño de más de cinco horas, simplemente por el tiempo transcurrido, no porque dormir reconstituya el cuerpo con mayor rapidez.

El único truco que sirve aquí es el de no conducir bajo los efectos de ninguna droga.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta