Las vacaciones de verano ya están aquí con sus inevitables tormentas de dimensiones extraordinarias y que, si te pillan en carretera, te hacen replantearse tu existencia e incluso encomendarte al santo pratón de tu pueblo.

Pronto comenzaremos a escuchar la llegada de esas temidas tormentas llenas de rayos y truenos que harán estremecerse al más valiente y son ciertamente peligrosas ya que provocan miles de muertes a lo largo del año en todo el mundo. Para vencer esa sensación de indefensión, tenemos tres consejos esenciales que nos pueden ayudar en caso que nos pille una tormenta de verano en carretera.

  • Si te encuentras bajo una tormenta eléctrica, es recomendable apearse en arcén o en cualquier zona donde se pueda parar de manera segura.
  • Una vez apeados toca esperar a que amaine escuchando la melodiosa música de la madre naturaleza porque, a no ser que te de por cantar o contar historias de miedo, será el único sonido que tengas de entretenimiento ya que lo más seguro es mantener apagado el motor y, como resultado, la radio.
  • Dentro del coche, mientras la espera se eterniza y los segundos empiezan a pesar como días, hay que evitar tocar puertas, ventanas y marchas ya que, en el caso de rayo, funcionan como conductores y podría provocarte una descarga eléctrica.

lluvia

Los granjeros tienen menos de lo que preocuparse ya que los tractores aguantan muy bien estas situaciones atmosféricas. Sin embargo, si vas en un coche de golf o sobre un cortacésped, ya puedes echar a correr.

Las tormentas eléctricas vienen normalmente acompañadas de un chaparrón, así que, si continua lloviendo y el coche empieza a luchar por circular sobre una riada, es recomendable seguir los consejos de la DGT. Y si al día siguiente continúa inundado, habrá que seguir las recomendaciones para saber qué hacer en caso de inundación y evitar que nos ocurra lo que les pasó a los dueños de estos coches aparcados en Almería a finales de verano del año pasado.

Fuente: AccuWeather.com
Imagen: cc Flickr Michele Anzidei

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta