Desde su lanzamiento en 2002, el Porsche Cayenne ha tenido un gran éxito por diferentes motivos. A pesar de las críticas que recibió por parte de la prensa – quien opinaba que el SUV nunca ofrecería el comportamiento deportivo que caracteriza a Porsche -, el Cayenne demostró ser el todocamino más capaz en circuito y uno de los vehículos más polivalentes del mercado. Sus grandes capacidades off road siembre han destacado junto al lujo y la comodidad de un coche premium.

El Cayenne ha pasado por dos generaciones y cuatro actualizaciones. El próximo modelo será presentado el año que viene, y desde aquí hemos querido recordar algunas de las razones que lo convierten en un SUV muy especial. A continuación encontraréis cinco curiosidades del Cayenne que probablemente desconocías:

1. Es el SUV más rápido en el circuito de Nurburgring

¿Qué otro todoterreno es capaz de marcar un tiempo de vuelta inferior a los ocho minutos en el viejo trazado de Nürburgring? La respuesta es ninguno. Sólo el Porsche Cayenne Turbo S ha parado el crono por debajo de los ocho minutos – 7 minutos y 59,74 segundos – en el “Infierno Verde”. Para hacernos una idea de lo que esto significa, la versión más potente del Cayenne se sitúa muy cerca del tiempo registrado por algunos compactos deportivos como el SEAT León Cupra (7 minutos y 58,44 segundos) o el Renault Mégane RS Trophy R (7 minutos y 54,36 segundos).

2. Un auténtico superventas: su producción alcanza ya las 800.000 unidades

En menos de año y medio desde su lanzamiento (2002) se fabricaron 50.000 unidades, y en los quince meses siguientes, dicha cifra ascendió hasta los 100.000 ejemplares. A día de hoy, está presente en más de 125 países y están a punto de superarse las 800.000 unidades fabricadas; un registro sensacional para una marca especializada en la producción a baja escala.

3. El Cayenne S E-Hybrid hereda tecnología del Porsche 919 Hybrid de Le Mans

El Cayenne S E-Hybrid hereda buena parte de su tecnología del Porsche 919 Hybrid de Le Mans, un hecho que por otra parte es muy habitual en la marca de Stuttgart; Porsche suele transferir el aprendizaje de sus coches de competición a sus vehículos de calle.

Entre los elementos tecnológicos que el Cayenne S E-Hybrid ha heredado de Le Mans se encuentran sus baterías. Dentro de la libertad que otorga el reglamento del Mundial de Resistencia, Porsche eligió las baterías como sistema de almacenamiento de energía para el 919 Hybrid, en lugar de apostar por los volantes de inercia o los ultracondensadores electroquímicos. ¿Por qué lo hizo? Para desarrollar de forma más eficiente sus coches de calle, y en este caso el Cayenne S E-Hybrid.

4. El Porsche Cayenne ha utilizado 21 motores diferentes

A lo largo de su historia, el todocamino de gran tamaño de Porsche ha incorporado veintiuna motorizaciones diferentes. Entre su gama de propulsores, ha habido unidades de seis y ocho cilindros, motores atmosféricos y sobrealimentados y mecánicas de gasolina, diésel e híbridas.

5. El primer modelo de Porsche con cuatro puertas

Puede parecer una obviedad, pero este vehículo fue el primero de la firma alemana en incorporar una carrocería de cuatro puertas. Sin duda, esta fue una de las apuestas más arriesgadas que ha realizado la marca especializada en deportivos, pero el tiempo le ha dado la razón.

Vía: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta