Cuando pensamos en el proceso de fabricación de un coche nos vienen a la mente profesiones relacionadas con el diseño, la ingeniería o la robótica. Pero en la producción de un vehículo intervienen también otros trabajos artesanales y singulares que nunca hubiéramos podido imaginar. Estas son cinco profesiones de las que seguramente no has escuchado hablar:

1. El primer conductor

Prueba los coches justo al salir de la línea de montaje. Estos test se realizan en un circuito que contiene más de seis tipos de pavimentos, donde los prueban a distintas velocidades por adoquines o desniveles. Un ejemplo de estos equipos de expertos es el de la fábrica de Seat en Martorell donde los conductores recorren hasta 2 millones de kilómetros al año para poner a prueba todos los coches.

2. Sommeliers del automóvil

Con la intención de conseguir el famoso “olor a coche nuevo” existen expertos químicos que realizan más de 400 test olfativos al año, y exponen el coche a temperaturas de hasta 60ºC para lograrlo.

3. Escultor de arcilla

Crea artesanalmente prototipos a tamaño real con dicho material para hacer una aproximación de la versión final del modelo. Estos coches llegan a pesar el doble que cualquier vehículo, ya que necesitan hasta 2.500 kilos de barro para fabricarlo. Hasta 10.000 horas de trabajo necesitan los expertos de la arcilla para confeccionar uno de los llamados clay models (“modelos de arcilla”).

4. Probador de asientos

Debe encontrar el asiento y el reposacabezas ideal para cada modelo. Tiene que seleccionar los materiales más adecuados y comprobar su abatimiento hasta 20.000 veces.

5. Costurero de los coches

Confecciona la tapicería del vehículo y tiene que elegir la mejor combinación de colores y materiales que se ajuste a la personalidad de cada coche. Comienza la producción dos años antes del lanzamiento del vehículo y necesita más de 30 metros de tela por coche.

Fuente: Seat

Vía: Newspress

1 COMENTARIO

Deja una respuesta