Todo el mundo espera ansioso la llegada del nuevo Honda NSX. Si es así con los que somos aficionados al automóvil, imagina qué ocurre con los afortunados que están esperando recibir uno en su casa. Honda agasaja a cada propietario con un vídeo personalizado para que vean cómo se fabricó su vehículo.

Sí, los vídeos estáb bien, pero los “directos” siempre son mucho más apasionantes. Y es eso lo que pretende el programs NSX Insider Experience, que permite que los clientes acudan a la fábrica para ver “con sus propios ojos” cómo se fabrican un superdeportivo.

NSX Insider Experience

El programa les ofrece a los propietarios una gira personalizada por instalaciones clave de Acura (la marca bajo la que se vende el NSX) en Ohio, entre ellas el Centro de Fabricación de Alto Desempeño (Performance Manufacturing Center, PMC), donde se fabrica el NSX, y la nave de ensamblaje de motores del NSX en  Anna. Los invitados también tendrán la oportunidad de conducir un NSX, con la guía de conductores profesionales, en los mismos campos de prueba donde fue creado y perfeccionado: el Centro de Investigaciones sobre Transporte.

Y es que el Acura NSX 2017 es el único superauto diseñado, desarrollado y fabricado en Estados Unidos y se produce únicamente en el PMC de Ohio. Los clientes que lo visiten podrán interactuar a partir de esta primavera en puntos clave del proceso. “Un viaje inolvidable y profundamente personal que esperamos transmita el sentido de orgullo y pasión que tenemos por el NSX”, asegura Jon Ikeda, vicepresidente y gerente general de Acura.

Se ofrece un servicio personalizado (en seis paquetes diferentes), que incluye desde el alojamiento, transporte en tierra, reservas de restaurantes y entretenimiento nocturno. Un guía será su anfitrión durante toda la experiencia, que incluye ver cómo cada motor del NSX se equilibra, se ensaya en el banco de pruebas y se somete a un período de rodaje de 240 km, asegurándose de que llega rodado para entregarlo al cliente.

Habrá opciones de un día o dos de visita, que pueden incluir una experiencia de conducción de alto rendimiento, de dos o cuatro horas, en la pista de pruebas de Acura. Los precios arrancan en 2.700 dólares, una cantidad no demasiado elevada si tenemos en cuenta el valor del coche. No estaría mal que la idea se extendiese a otra marcas, incluso si no hacen productos tan exclusivos como este, ¿verdad?

Fuente: Acura
Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta