El nuevo Peugeot 3008 2017 ha abandonado el mundo de los monovolúmenes por el más actual de los SUV compactos, que se están llevando de calle el mercado de coches para familias no demasiado numerosas.

Los SUV aportan un plus de versatilidad, ya que permiten adentrarse en terrenos no aptos para otro tipo de vehículos. Pero hete aquí que la mayoría de los vehículos que se venden con esta carrocería no cuentan con tracción total. Los consumos y emisiones (y el precio final) se ven penalizados y de ahí que el público general apueste por vehículos de dos reudas motrices.

La solución tecnológica de Peugeot para que un vehículo de espíritu aventurero no renuncie a abandonar el asfalto ha sido la tecnología Advanced Grip Control. En pruebas realizadas en la estación de esquí de Val D’Isère en los Alpes  el Peugeot 3008 ha llegado a superar en estabilidad a modelos con tracción integral, como el Peugeot 4008.

peugeot-advanced-grip-control-1

El Advanced Grip Control se activa a través del mando giratorio situado en la consola central, que permite elegir entre uno de los cinco modos de uso disponibles, que limitan la transferencia del par motor sobre el tren delantero y gestionan el frenado, en función del terreno. De ese modo se asegura la motricidad adecuada dónde y cuándo se necesita. Cuenta con el sistema HADC (Hill Assist Descent Control), que permite bajar fuertes pendientes con total seguridad y gracias a sus cinco modos de adherencia.

El conductor puede determinar en todo momento si permite que el sistema actúe de forma inteligente, a través del modo Normal, o si selecciona manualmente, el modo que quiere emplear.

  • El modo Normal está pensado para condiciones normales, sin problemas de adherencia,
  • El modo Nieve adapta de manera instantánea el control de tracción de cada una de las dos ruedas motrices a las condiciones existentes. Pasa automáticamente al modo normal cuando el coche supera los 50 km/h.
  • El modo Barro permite circular sin problemas por terrenos deslizantes como tierra o hierba húmeda. Asegura el arranque del vehículo en estas condiciones transfiriendo el máximo par posible a la rueda que más adherencia tenga. Funciona como un diferencial de deslizamiento limitado y se mantiene activo por debajo de 80 km/h.
  • El modo Arena mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar el riesgo de quedar atrapado. Funciona hasta 120 km/h (cambia a modo Normal si se supera esa velocidad).
  • Por último, el modo ESP Off ofrece al conductor la posibilidad de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control, hasta 50 km/h, y gestionar la motricidad de manera autónoma.

peugeot-3008-advanced-grip-control-2

El Hill Assist Descent Control (HADC) es la función que completa el sistema y ayuda a los descensos, que permite controlar perfectamente y de un modo seguro, el vehículo y su trayectoria en pendientes inclinadas. El sistema puede mantener el vehículo a velocidades muy bajas (3 km/h), aportando control y seguridad en situaciones críticas. Se activa por medio de un botón situado en la consola central.

Fuente: Peugeot
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta