Los sistemas de seguridad como el ABS, ESP, BAS, el cinturón de seguridad o, entre otros, los airbags no pueden faltar en tu coche ya que salvan cada día millones de vidas en las colisiones. Sin embargo, no corren la misma suerte los peatones, quienes al impactar contra la carrocería sufren numerosas lesiones que pueden llegar a ser mortales ya que el cuerpo no lleva ningún salvavidas adherido. Esto puede cambiar gracias a lo último en seguridad vial: los airbags externos.

Desde hace un tiempo Volvo incorpora en uno de sus modelos, concretamente, el Volvo V40 los airbags externos que protegen a los peatones en atropellos a menos de 50 km/h. El sistema de la marca sueca se encuentra justo debajo del capó, parte que se levanta unos 10 centímetros para dar espacio a los airbags que acolchan la zona del capó, la de los parabrisas así como el área inferior de las bases de acero que sustentan al parabrisas.

volvo v40 proteccion peatones

 

Este sistema, que se desarrolla en las instalaciones de I+D de la compañía en Suecia, se infla completamente en menos de un segundo resultando efectivo en colisiones a velocidades de entre 20 y 50 km/h. “Se emplea la tecnología del airbag como efecto amortiguador en la parte exterior de los vehículos y, de esta forma, proteger a los viandantes en potenciales accidentes”, declara Thomas Broberg, consejero técnico de Volvo.

El sistema cuenta con un radar y una cámara situada frente al espejo retrovisor interior detectando así si hay algún objeto delante de la carrocería y concretando si se trata de una persona o no. Asimismo, el sistema está programado para registrar patrones de movimiento en los viandantes y calcular además si van a colocarse frente al coche.

volvo v40 airbag peatones

 

Si el vehículo detecta que hay riesgo de impacto hará saltar una alarma sonora así como harátambién brillar una luz, sin embargo, si el conductor no reacciona ante estas señales el coche se frenará. Y es que los airbags externos, a diferencia de los interiores, deben desplegarse antes del impacto.

Broberg aclara que “este concepto ha existido desde hace años”. Y es que ya en 2009, los ingenieros de Cranfield Impact Centre de la Universidad de Cranfield (Reino unido) habían desarrollado un sistema experimental que consistía en elevar automáticamente el capó dejando salir una bolsa gigantesca hacia delante al igual que el V40. En este caso el sistema reducía hasta un 76% el impacto de una persona atropellada.

Por eso los proveedores de piezas de la industria del automóvil, ZF y TRW, tienen ahora mismo como prioridad desarrollar este innovador sistema de seguridad ya que su tecnología minimiza hasta un 30% la violencia de los impactos contra la carrocería de los coches. “El airbag se despliega desde la estructura lateral del vehículo para proteger así los impactos laterales. Su diseño se fabrica empleando una bolsa en 3D con correas internas”, explican ambos proveedores.

La bolsa de 200 litros de capacidad con unas medidas de 200x70x20 centímetros tardaría entre 20 o 30 milisegundos en desplegarse gracias a dos compresores de aire que cuentan con la ayuda de un radar y una cámara que detectan el impacto. Son precisamente estos componentes los que necesitan más pruebas para garantizar el éxito de esta nueva medida de protección.

airbag externo

La empresa TRW, que espera que dentro de 5 o 6 años como máximo los coches vayan ya equipados con este dispositivo, cuenta con ayuda financiera de la Unión Europea para seguir mejorando los airbags externos. Su director general, Norberg Kagerer, declara que “el airbag podría ser diseñado de dos formas distintas según la estrategia que disponga el fabricante: una bolsa gruesa que necesitaría de menos presión de aire o un fino airbag trabajando a una mayor presión”.

Uno de los principales retos de dichos airbags es que ocupan mucho espacio por lo que los fabricantes deben pensar cómo colocarlos ya que además, deben soportar la corrosión de sal y la climatología adversa. Por su parte, Volvo no ha seguido investigando en esta línea aunque Seat sí lo está haciendo.

airbag externo google

¡No son los únicos! y es que los coches autónomos de Google también patentan el airbag externo. La Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos le ha otorgado al gigante de Internet la posibilidad de fabricar este sistema para proteger a los peatones. Sin embargo, este sistema haría que los peatones rebotaran y se hiciesen daño al chocar con el suelo por lo que Google ha ido un paso más allá. La solución del gigante para prevenir estas lesiones se basaría en crear un airbarg de viscoelástico, material que sería capaz de absorber la energía del impacto. ¡Llega el salvavidas externos!

Vía: Jalopnik, Smart Life, Daily Mail, Tendencias Tecnológicas

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta