Uno de los lanzamientos del año es sin duda el Alfa Romeo Giulia 2016. Tras un lustro sin una berlina del segmento D los italianos vuelven a la carga, con una versión, el Giulia Quadrifoglio Verde, que con sus 510 CV de potencia y capacidades dinámicas pretende plantar cara a lo más granado de la categoría. Pero si echamos la vista atrás, las berlinas fueron una parte importantísima de la historia de la marca italiana, sobre todo tras la II Guerra Mundial.

Hasta entonces, Alfa Romeo había destacado por sus éxitos en competición y sus automóviles de lujo. Todo cambió con el 1900, un coche mucho más modesto, con un propulsor de 1.900 cc de cuatro cilindros en línea que enviaba 90 CV a las ruedas traseras. El modelo fue el primero de la marca fabricado en serie, el primero en contar con el característico trilóbulo en el frontal… y el primero en incorporar un chasis monocasco. Iginio Alessio, gerente general de la marca en aquel entonces, optó por este tipo de chasis para que los carroceros italianos pudiesen crear sus cuerpos personalizados sobre ellos.

Alfa-Romeo-1900C-Sprint-Supergioiello-4 (1280x854)

Alfa-Romeo-1900C-Sprint-Supergioiello-7 (1280x854)
Alfa-Romeo-1900C-Sprint-Supergioiello-13 (1280x854)

El 1900 y su versión coupé, el Alfa Romeo 1900C que fue lanzado en 1951 (la C no era de ccoupé, sino por “corto” una variante que todos deseamos ver en el Giulia), tuvieron así múltiples carrocerías. El fabricante sabía que tendría dificultades para crear carrocerías personalizadas para estos nuevos modelos y no dudó en contar con los grandes carroceros italianos como Zagato, Touring, Pinin Farina, Bertone, Boneschi, Boano, Colli, Stabilimenti Farina, Vignale y, por supuesto, Ghia.

Una de ellas era este Alfa Romeo 1900C Sprint Supergioiello, modelo del que tan solo se fabricaron 19 unidades y únicamente se sabe que existan tres hoy en día. El que te presentamos es uno de esos supervivientes, fabricado en 1953 y adquirido por el español Gumersindo García Fernández para competir.

Alfa-Romeo-1900C-Sprint-Supergioiello-3 (1280x854)

Este piloto aficionado registró el Alfa Romeo 1900C Sprint Supergioiello en el Real Automóvil Club de España (RACE) para no demorar más su deseo de competir. El 30 de mayo de 1954 participó en su primera carrera, el I GP Nacional Sport Barajas, donde se alzó con un cuarto puesto.

Ese mismo año se presentó a cuatro carreras más: I Vuelta a Andalucía, I Prueba Regularidad RMCE, I Rally de los Pirineos y Subida a la Dehesa de la Villa. En estas dos últimas consiguió la medalla de oro. Gumersindo volvió a competir al año siguiente, intentando llevarse a casa el XXV Rallye Monte-Carlo pero no pudo ser. También en 1955, el coche pasó a manos del presidente del Club 600 de Barcelona, Salvador Ros.

Alfa-Romeo-1900C-Sprint-Supergioiello-2 (1280x854)

Este 1900 C ha sido completamente restaurado por Cognolato en Italia y se subastó el 14 de mayo en Mónaco. Se estimaba que el Alfa Romeo con número 01549 AR alcanzase un valor entre 490.000 euros y los 580.000 euros.

Fuente: RM Sothebys
Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta