Multas por mal estacionamiento o retrasos de la compañía aérea, Do Not Pay, en español “no pagues”, te ayuda a recurrirlo todo. La app es simple, a modo de chat como si de un humano se tratase, realiza varias cuestiones sobre la situación en la que se ha producido la multa para finalmente proponer una vía legal con la que recurrirla.

Con un lenguaje coloquial y preguntas sencillas, este “abogado” artificial se hace con información clave para que no tengas que pagar nada. En el caso de multas de estacionamiento, por ejemplo, el bot pregunta sobre la situación del aparcamiento, la ausencia o no de señales, si se trataba de un caso de emergencia o si se trataba de un parking demasiado pequeño. En el momento en el que encuentra el resquicio legal, te envía un link para generar el recurso.

Captura de la app Do Not Pay

El bot, creado por un joven de 19 años de la Universidad de Standford, ha obtenido hasta el momento un alto porcentaje de éxitos y, de las 250.000 multas recurridas, ha ganado un 64% de los casos. Quienes se han podido beneficiar de sus servicios se han podido aprovechar de la reducción de tiempo y dinero que este servicio supone, sobre todo cuando la multa ha sido impuesta injustamente.

Desafortunadamente para los conductores españoles, la app está disponible solo en Londres y Nueva York, así que puede que tarde en llegar a España donde sería muy bienvenido por los más de 20 millones de multados pendientes por pagar a la DGT (por cierto, Cuenca y Teruel son las provincias que acumulan más número de morosos por vehículo, con alrededor de 3 multas impagadas por coche). En el caso de que la app se extienda al territorio español, puede que influyera en la reducción de sanciones de tráfico que, desde 2007 hasta 2013, se han incrementado en más de un 80%. Descenso que afectaría, en todo caso, a multas improcedentes y no a aquellos que realmente han cometido una infracción. Mientras tanto, toca seguir procedimientos bastante engorrosos para recurrir una multa.

Imagen: Wikipedia
Fuente: 20 Minutos y El Boe nuestro de cada día

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta