Después de una catástrofe natural, barrios enteros suelen quedar totalmente destruidos y como hemos visto en los últimos años, son fenómenos que cada vez suceden más a menudo en países desarrollados. Por eso los estudiantes de la universidad de Pensilvania creen haber encontrado una solución que ellos denominan Apparatus X. Vendría de perlas en catástrofes como el tsunami que azotó Japón hace un par de años.

Los estudiantes han diseñado este “coche” para que sea un cuartel general móvil, totalmente equipado con electricidad renovable, agua potable, herramientas y lo más importante de todo: personas capaces de enseñar a los damnificados como se usa el equipo completo. El resultado es un vehículo totalmente autónomo, tremendamente versátil y que se adapta a cualquier situación de riesgo según comenta el diseñador jefe Aaron Wertman. Es una buena idea puesto que construir una casa de cero es caro y lo que ellos pretenden es abaratar los costes a la vez que se desplazan de zona en zona, ofreciendo su ayuda.

apparatus x 2Toda esta idea comenzó a partir de un tráiler ruinoso que tuvieron que desarmar en numerosas partes para ver como funcionaba todo con el objetivo de hacerlo más habitable y eficiente. Éstas son algunas de sus características: el modelo final tendrá un techo con paneles solares que proporcionará energía a unas baterías escondidas debajo del suelo. En cuanto al abastecimiento del agua, da igual que sea de lluvia o de un pozo, ésta puede ser almacenada y filtrada para usos como ducharse o los aseos.

A pesar de que el tráiler pueda servir como una zona habitable, su objetivo es facilitar la construcción y reparación de los edificios dañados, por ejemplo por un huracán. Por eso, este vehículo incorpora un compartimento para herramientas bastante pesado, que han tenido que situar en una zona que no afecte al centro de gravedad del tráiler.

trailer-2-inlineSegún comenta Wertman “Mi filosofía es que las cosas se aprenden haciéndolas uno mismo. Tenemos algunas reglas sobre el tamaño final, donde deben ir los tanques que almacenan el agua, el lugar de las baterías… pero creemos que es mejor un diseño abierto, es decir que se pueda adaptar a las necesidades de las personas en un momento puntual. Estamos documentando todo el proceso en vídeo para que sea mas fácil recrear el montaje”.

El 80% de los empleados que trabajan en el proyecto son capaces de construir una casa para los desamparados lo que indica un buen ratio en nuestro equipo de formación. El encargado del proyecto se gradúa en agosto de 2014 y ya está deseando poner a prueba el Apparatus X en Nueva Orleans, donde podrán comprobar con la ayuda de la ONG Lower 9th Ward Village si suple el vacío dejado por el estado de Louisiana después del catastrófico huracán Katrina.

Fuente: Wired

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta