Los ingenieros de BAE Systems han desarrollado una nueva actualización del sistema de amortiguación Active Damping que han aplicado a los diferentes vehículos de combate de la familia CV90. Este nuevo sistema ha permitido al blindado romper récords de velocidad en terrenos accidentados, consiguiendo ser hasta un 40% más rápido, dejando atrás a sus competidores directos. También han conseguido aumentar la agilidad del CV90 al reducir la aceleración de paso del vehículo, lo que le proporciona una mayor estabilidad en el movimiento, además de que el vehículo se desgasta mucho menos.

Aplicado por primera vez en la Fórmula 1 en la década de los noventa, el sistema de amortiguación activa funciona detectando, por un lado, la velocidad del vehículo, y por otro, la disposición del terreno que hay por delante. De esta manera responde mediante la presurización de la suspensión en los puntos independientes para levantar el chasis y mantener el nivel del vehículo. Según BAE, este sistema de amortiguación fue diseñado para los coches hechos de compuesto de carbono que pesan menos de 700 kg (1.543 libras), por lo que el trabajo está en adaptar este sistema a un vehículo de combate de… unas 35 toneladas.

tanque_suspensiones_f1_4Los sistemas de suspensión son muy importantes en los vehículos blindados, especialmente aquellos como los CV90 donde un mal golpe puede romper las ruedas. Hasta hace poco, las suspensiones eran bastantes básicas y se basaban en la tecnología de suspensión estándar que utiliza resortes pasivos y amortiguadores de aceite.

BAE ha instalado esta tecnología de amortiguación en otros vehículos de combate derivados del CV90, que está diseñado y construido por la empresa en Suecia. Originalmente fue desarrollado para el ejército sueco durante la Guerra Fría y operaba con las fuerzas armadas de Noruega, Finlandia, Suiza, los Países Bajos y Dinamarca. Sólo ha entrado en combate la década pasada y fue con las fuerzas de la OTAN en la guerra de Afganistán.

tanque_suspensiones_f1_3Para Dan Lindel, Gerente de la Plataforma CV90 en BAE Systems, “adaptar el sistema de amortiguación activa, que estaba pensado para un vehículo ligero como es un Fórmula 1, a un tanque blindado como es el CV90 ha sido un gran desafío para todo el equipo”. Se trataba, sobre todo, de “utilizar la tecnología más avanzada para ofrecer a los potenciales clientes un vehículo que permitiera unir rendimiento, ahorro y seguridad. Sin duda esta mejora de los vehículos está pensada para los soldados de primera línea, que estarán más protegidos”, señala Dan Lindel.

Fuente: BAE Systems
Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta