Después de un largo día de trabajo, el estrés se apodera de cualquiera. Los largos días de quehaceres y el poco tiempo libre que deja la vida moderna impide que podamos darnos un caprichito de vez en cuando: acudir al masajista o a una terapia relajante puede ser misión imposible. Pero al margen de esto, conducir con estrés o con la tensión acumulada de toda una semana de trabajo provoca déficits de atención a la hora de conducir que pueden acabar en accidentes.

Para hacernos la vida más fácil y reducir la siniestralidad por casos de somnolencia la empresa de equipamentos para coches Faurecia, junto con Stanford University’s Center for Design , han desarrollado un innovador sistema en forma de asiento que controla tu nivel de estrés.
asiento masaje

Este asiento antiestrés, llamado Active Wellness, es capaz de detectar los niveles de energía y de estrés del conductor gracias a unos sensores que miden la tasa de respiración y la frecuencia cardíaca (no es algo nuevo, hace tiempo que vimos este Mini Cooper cardiólogo, este monitor de Ford para monitorizar  enfermedades crónicas o el prototipo nipon que detecta ataques al corazón). El objetivo es reducir el estrés, permitiendo una circulación más segura al tiempo que mejora la salud del conductor.

Una vez determinado el nivel de estrés del conductor, el monitor ubicado cerca del volante le informará de los niveles de estrés y de su frecuencia cardiaca. En función de las necesidades, el conductor puede elegir si activar o no la función de masaje. “Este nuevo sistema de Faurecia va en la línea de desarrollar interiores cada vez más confortables para los futuros coches autónomos” afirma Rob Huber, el vicepresidente de innovación de Faurecia.Asiento masaje

Todo esto se consigue gracias a la instalación de sensores, videocámaras y software en el propio asiento. Una vez más, nos demuestran como poco a poco se va aplicando al mundo del motor todas las tecnologías que usamos en nuestro día a día en otros dispositivos. La fatiga y el estrés pasarán a mejor vida si este novedoso asiento consigue hacer un hueco en el mercado. Aunque es obvio que el desarrollo de los coches autónomos le dará el último empujón que necesita para cautivar a las grandes marcas.

Fuente: Faurencia

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta