El Aston Martin DB11, que la firma ha presentado en el pasado Salón de Ginebra, supone toda una revolución para los de Gaydon. Y es que se trata de todo un salto hacia delante, una evolución estética notable, sin abandonar su clásica elegancia y también notables diferencias en la estructura interna y mecánica.

No cabe duda de que los Aston Martin son bonitos. “Aspiramos a producir los coches más bonitos del mundo”, decía Andy Palmer, su director general, en el Salón de Ginebra. En el nuevo DB11 se rompe bastante con el diseño que tenían el DB9 o el V8 Vantage. Ahora se toman algunas de las bases que sentó el Aston Martin DB10, creado especialmente para la película Spectre de la saga de James Bond, si bien suavizando algo las novedades para respetar la esencia de la marca.

Aston Martin DB11 2016 01

Aston Martin DB11 2016 04
Aston Martin DB11 2016 17

Marek Reichman, jefe de diseño, ha apostado por tomar la forrma de los faros del DB10, con una calandra mayor en el frontal, pero que no parece variar a simple vista. El largo capó de aluminio se prolonga sobre las aletas hasta los extractores de aire laterales. Pero sin duda, el gran seña de identidad de este vehículo es el arco que conforma el habitáculo, desde el pilar A al C, recuciendo el B central a la mínima expresión. En la zaga, los grupos ópticos son diminutos, con tecnología LED.

Es muy interesante también cómo se ha conseguido integrar en una carrocería tan “limpia” algunos elementos aerodinámicos, escondiéndolos en su interior. Así, lo pasos de rueda esconden un doble extractor de aire que logra evitar que se levante el morro a gran velocidad por acumular demasiado aire a presión. El AeroBlade, una lama retráctil oculta en el interior del portón del maletero, alimentado de aire discretamente desde el pilar C, aporta carga aerodinámica si las velocidades lo requieren.

Aston Martin DB11 2016 10

Y créenos si te decimos que puede ir rápido. Porque bajo el capó se oculta un nuevo bloque V12 de 5.204 cc sobrealimentado con dos turbos (el primero sobrealimetado por turbo en la historia de la marca). Asociado a un cambio automático ZF de 8 relaciones, envía a las ruedas traseras 608 CV de potencia y entrega 700 Nm de par máximo. El integrante de la longeva familia DB más potente de la historia acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 s y tiene una velocidad máxima de 320 km/h.

Como se trata de un coche bastante más grande que el anterior, mide 4,73 m de longitud, por 2,07 m de ancho y 1,28 m de alto se ha podido situar el V12 en una posición más retrasada, y sus pesos quedan mejor repartidos: 51% en el eje delantero y 49% en el trasero. Eso sí, pese al aumento de tamaño respecto al DB9, gracias a medidas como distribución variable, sistema stop/start y la desactivación de 6 cilindros en las fases de baja carga reduce el consumo hasta en un 20%.

Aston Martin DB11 2016 interior 01

El aumento de tamaño supone también que haya crecido la batalla 65 mm, lo que permitió mejorar la habitabilidad, sobre todo en las plazas traseras (87 mm más de espacio y que cuentan con Isofix) y el maletero, que llega a los 270 litros de capacidad.

El diseño del puesto de conducción nos ha recordado muchísimo al del One-77 y nadie quedará defraudado con unos acabados con excelentes materiales, labrados por artesanos británicos… que abrazan a un sistema multimedia, con dos pantallas de TFT con 12 y 8 pulgadas, heredado de Mercedes-Benz, como algunos de los mandos (especialmente reconocible, el control del túnel central) y podrá contar, como opción, con reconocimiento gestual para dar órdenes con movimientos de la mano.

Las primeras unidades se entregarán a finales de año. Por ahora se desconoce el precio para España, pero viendo sus tarifas en Alemania, que parten de 204.900 euros (incluido un mantenimiento integral durante cinco años), ocurrirá lo mismo que su antecesor: veremos muy pocos por la calle.

Fuente: Aston Martin
Galería de fotos:

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta