El Aston Martin Rapide es la berlina de cuatro puertas de la marca de Gaydon que llegó al mercado en el año 2010. Se trata de un ejemplar que deriva del DB9 y que ha tenido que hacer frente a otros modelos de lujo de la talla del Maserati Quattroporte o del Porsche Panamera. Aunque ahora parece que el futuro de este modelo se aleja bastante del motor V12 atmosférico de 6.0 litros y 600 CV que llegó con el Rapide S y que hemos podido ver hace poco en el Rapide AMR.

El motor de doce cilindros desaparecería a favor de una nueva mecánica eléctrica, algo que ya pudimos ver en el prototipo Aston Martin RapidE Concept. El nuevo modelo eléctrico sustituiría al de gasolina durante el próximo año 2018 y llevaría la misma tecnología que vimos en el concept y que tiene el sello de la compañía China, LeEco. Tendría una potencia en torno a los 800 CV y su autonomía estaría cerca de los 321 kilómetros (200 millas).

Aston Martin RapidE Concept

Este cambio radical de concepto en el Aston Martin Rapide se debe principalmente al poco éxito en ventas que ha tenido en los últimos años. El pasado 2016 apenas se vendieron 100 unidades a nivel global y se trata de un modelo algo obsoleto, tecnológicamente hablando. Tampoco ayuda un espacio bastante reducido, sobre todo en las plazas traseras, o su maletero que con 317 litros está bastante por debajo de sus rivales. También su elevado precio es un hándicap que sumar a la lista.

Por lo tanto el Rapide tal y como hoy lo conocemos desaparecerá dentro de muy poco. En 2018 saldrá esta versión eléctrica de la que estamos hablando y posteriormente llegarán otros dos modelos que lo sustituirán definitivamente. En 2019 llegará uno de los lanzamiento más importantes de la marca en los últimos años, el Aston Martin DBX que será el primer SUV. Ya para la próxima década también se espera la llegada de nuevas versiones de la berlina Aston Martin Lagonda.

Fuente – Motoring

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta