Lejos de quedarse en el mercado automovilístico, los grandes fabricantes de automóviles, sobre todo aquellos que se dedican al sector del lujo, se han caracterizado por demostrar sus dotes en otros sectores. Te hemos hablado de la incursión de algunos fabricantes en el mercado de las bicicletas y antes de eso fue el mundo de la náutica. Pues bien, ahora Aston Martin ha querido unirse a este selecto club.

El fabricante británico se ha asociado a Quintessence Yates y a un estudio de arquitectos navales, Mulder Design, ambos holandeses, para producir este barco de 11 metros de largo. El yate ha sido diseñado en torno a una nueva estructura compuesta y estará disponible en dos versiones diferentes: el AM37 y AM37 S. Para Quintessence, el AM37 se convertirá en un clásico “gran turismo” de ocio que cuenta con una velocidad máxima de alrededor de 44 nudos (81 km/h). Mientras que el AM37 S superará los 52 nudos (96 km/h) y está más orientado a ofrecer una experiencia completa, ideal para los deportes de motor.

aston_martin_barco3Ambos modelos se construirán a partir de un casco compuesto de resina epoxy, con elementos estructurales de fibra de carbono. La cabina se vestirá con madera tallada y cuero cosido a mano. Tendrán, además, control de voz interactiva y activación con una pantalla táctil de alta definición integrada en el sistema de navegación y el sistema de control, que es multimedia. También incluirá algunas funciones de control remoto, aún no se han detallado cuáles.

El diseño del yate no se ha dado a conocer por completo, solo se han presentado algunas representaciones informáticas a modo de teaser. Al menos de manera pública, ya que Quintessence y Aston Martin si están revelando detalles adicionales del diseño de manera confidencial a clientes potenciales. El resto de mortales tendremos que esperar posiblemente a septiembre, cuando se celebra el Monaco Yacht Show.

aston_martin_barco“En nuestros 102 años de historia, Aston Martin ha producido algunos coches deportivos de lujo más emblemáticos de todos los tiempos”, dice Katia Bassi, director gerente de Aston Martin. “Nuestros diseños contemporáneos conservan las líneas clásicas emblemáticas de la casa, junto con lo último en innovación. Así serán también los barcos que estamos desarrollando junto a Quintessence, que reflejan nuestro compromiso con la excelencia y nuestra filosofía Art of Living”.

Seguro que la elección de Mulder Design tienen que ver con lo que le une a la historia de Aston Martin: las películas de James Bond. Mientras Aston Martin se ha encargado de buena parte de la mítica flota del espía más famoso de todos los tiempos, Mulder Design se ha encargado de algunos de los yates más míticos en películas como El mundo nunca es suficiente, Octopussy o Moonraker.

Fuente: Quintessence Yachts
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta