La relación entre Aston Martin y Red Bull está siendo muy fructuosa. Dentro de poco conoceremos todos los detalles del AM-RB 001, el nuevo superdeportivo que están preparando ambas marcas bajo la mano de Adrian Newey. El campeonato de Fórmula 1 comenzará el 26 de marzo, en poco más de un mes, y por ello hoy la firma de Gaydon nos trae unas ediciones especiales que se incorporarán a su gama dentro de poco.

Se trata de los Aston Martin V8 y V12 Vantage Red Bull Racing Edition, unos ejemplares que han sido creados por el departamento de personalización ‘Q de Aston Martin’. Esta edición especial ha sido realizada para ‘celebrar’ esta alianza entre marcas y ha contado con la supervisión de los pilotos oficiales del equipo Red Bull Racing: Daniel Ricciardo y Max Verstappen. Por ello podremos encontrar la firma de ambos en estos Vantage.

Aston Martin V8 y V12 Vantage S Red Bull Racing Edition

No será lo único que encontremos en estos deportivos, pues también reciben una serie de componentes exclusivos que servirán para diferenciarlos de los modelos de serie. Se podrá escoger entre tres colores para su carrocería, de serie tendrá el Mariana Blue y opcionalmente se podrá optar por el Tungsten Silver o el Mariana Blue satinado. Para hacer contraste se podrá elegir los bordes de la parrilla, línea lateral en rojo o amarillo y pinzas de freno en amarillo, los colores de Red Bull.

El exterior quedará completado por algunos elementos en fibra de carbono como el splitter delantero, la parrilla o el difusor trasero. En el interior también habrá una serie de detalles diferenciales como el logo de Red Bull Racing bordado en los reposacabezas, inserciones de fibra de carbono, volante en Alcántara y placas acreditativas con la firma del piloto que se elija. Los motores permanecerán intactos, pudiendo escoger el Vantage con el V8 o el V12. Las primeras unidades se entregarán en el segundo trimestre y su precio no ha sido desvelado.

Fuente – Aston Martin

Galería de fotos:

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta