Auburn Automobile Company fue creada por dos hermanos, Frank y Morris Eckhart, en 1900. Su primer vehículo fue un coche pequeño de un solo cilindro que se vendía por 800 dólares, pero terminó siendo demasiado caro de fabricar y no podían competir con los precios de las grandes compañías.

Durante años, Auburn Automobile estuvo vendiendo coches, pero no los suficientes. En 1924 vendía 6 coches al día, y tenían cientos de coches sin vender en la fábrica, por lo que decidieron contratar a una persona que tenía una gran reputación como hombre de negocios, Errett Lobman Cord. En poco tiempo consiguió vender entre 600 y 700 de las unidades que tenían “esperando” desde hace tiempo en stock, lo que animó a los hermanos Eckhart a contratar nuevos diseñadores para crear algo que provocara nuevas sensaciones a los clientes.

Auburn-Speedster (1)

Más tarde Cord utilizaría la plataforma de un coche de carreras de Duesenberg Company para su nuevo modelo: el Auburn Speedster. Fue todo un éxito en EE.UU. y tenía muchos fanáticos en Europa, donde muchos ricos y famosos quisieron tener uno.

Durante los doce años de producción del Speedster se ofrecieron diferentes motores, que permitían llegar a una velocidad de 160 km/h. Sin embargo, eran demasiado caros, por lo que no consiguieron superar la Gran Depresión y estuvieron perdiendo dinero hasta el cierre de la empresa en 1937.

Auburn-Speedster (4)

Esta unidad desvencijada que hoy te enseñamos, un Auburn Speedster de 1929, tiene una historia bastante curiosa, ya que Mr. Heiss lo encontró en 1955 abandonado en un bosque de New Jersey. Heiss se lo compró a un reparador de ascensores, Bill Bailey, pero se cree que el coche perteneció a George Putnam, un famoso editor también conocido por estar casado con Amelia Earhart, que desapareció durante un vuelo alrededor del mundo en 1937.

El Speedster conserva el chasis y el motor original, y a pesar de no poder distinguir el número de sus chasis después de tantos años, una historiadora de Auburn, Cords y Duesenbergs cree que es el número 2975585.

Es casi imposible comprar un Auburn Speedster por menos de 200.000 dólares, pero debido a su mal estado estiman un precio en la subasta que se celebrará el 4 de septiembre de 2015, de entre 60.000 y 80.000 dólares, que podría ser de 100.000 si se hubiese confirmado la propiedad de Putnam.

Fuente: Auctions America, Auburn Speedsters

1 COMENTARIO

  1. Tendrìa que hacer tantos comentarios de elogios por cada presentaciòn que ya los cansaria, y aparte
    correrìan el peligro, que la gente al leerlos nos tildaran de ser parientes cercanos. Vaya entonces, desde el
    primer envìo, toda mi admiraciòn, por lo impecable que se refleja en cada uno de los trabajos. Les deseo
    èxitos, y gracias por los envìos que atesoro en mi archivo. Atenta y cordialmente. Josè Marìa Natalio Estebecorena

Deja una respuesta