Esta vez la marca de los cuatro aros nos presenta el nuevo Audi A4 Avant g-tron, que llegará a finales del 2016, un coche que presume de estar plenamente concienciado con el medio ambiente… ¿Y un primer paso hacia el abandono de los motores diésel que tantos qeubraderos de cabeza dan a la marca? Se trata del segundo modelo bi-fuel, tras la presentación del Audi A3 Sportback g-tron.

Se trata de un modelo propulsado por GNC (gas natural) y gasolina, con emisiones muy limpias comparadas con un coche tradicional (aproximadamente un 80% menos que un coche tradicional). Cuenta con un motor 2.0 TFSI adaptado, que rinde 170 CV, capaz de ofrecer unas buenas prestaciones, aunque con estas modificaciones el coche incrementa su peso en 100 kg.

Audi A4 Avant g-tron 2016 tecnica

Con estas modificaciones del Audi A4 Avant 2016 la empresa alemana está convencida de que dicho modelo recorrerá 100 km por un coste inferior a los 4 euros, por lo que viajar en el Audi A4 Avant g-tron tendrá un coste mucho menor a otras alternativas.

Una vez realizado el repostaje el coche arranca en modo gasolina, cambiando al motor de gas natural una vez cogida la temperatura necesaria. Para controlar ambos motores, este modelo incorpora dos indicadores en el cuadro de instrumentos, informándonos en todo momento sobre el nivel de ambos depósitos y el consumo.

Audi A4 Avant g-tron 2016 tanques de CNG

El depósito de gas, situado bajo el maletero, tiene capacidad para 19 kilos de carburante a 200 bares de presión, lo que se traduce en aproximadamente en 500 km sin necesidad de repostar. Cuando el depósito de gas se queda a menos de 0,6 kg, automáticamente empieza a funcionar el motor de gasolina. El depósito de gasolina cuenta con una capacidad de 25 litros, que permite realizar 450 km adicionales, por lo que la suma de sendos motores es de 950 km de autonomía. Tener que llevar los depósitos especiales supone una cierta merma de la capacidad del maletero: el piso queda al nivel del borde de carga cuando se abre el portón y también desaparece la rueda de repuesto.

Estos datos reflejan que estamos ante un coche con un gasto similar e incluso inferior al de un motor diésel, pero que en el apartado de contaminación es donde tiene su principal ventaja.

La parte negativa viene en el número de estaciones disponibles con esta tecnología. En España todavía no hay una gran presencia de dichas estaciones, sin embargo en países como Alemania e Italia, donde esta tecnología si está más implantada, hace de este tipo de coche una oferta verdaderamente atractiva.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Peor no se puede hacer un reportaje.
    El coche no tiene dos motores como pone.
    Y el consumo es un 30% inferior al diesel y no “similar” ademas el gas es mas barato.
    Hay que informarse mejor antes de escribir así sr jesus ramos

Deja una respuesta