Todavía estamos echando de menos al Audi R8 V10 Plus que probamos cuando llegan noticias sobre la gama que no nos gustan. Su variante eléctrica, el Audi R8 e-tron 2015 dejará de fabricarse, tras menos 100 coches producidos, según ha confirmado desde Iglostadt a Car and Driver.

Cuando se presentó en el Salón de Ginebra 2015, el Audi R8 e-Tron parecía el adelanto de un futuro eléctrico más allá de coches destinados al uso urbano. ¡Todo un superdeportivo eléctrico! Seguía los pasos del Mercedes-Benz SLS AMG Coupe Electric Drive, un coche con cuatro motores eléctricos y 740 CV de potencia que costaba la friolera de 350.000 euros. Todo sea dicho, Daimler vendió también muy pocos (cais todos en Alemania y Noruega, apenas unas docenas).

El R8 e-tron, basado en el concept presentado en 2009 (que tomaba como base la primera generación del R8) llegó al mercado junto con las versiones con modelos de combustión del R8 2015. Contar con un superdeportivo eléctrico como buque insignia para impulsar la marca parecía una apuesta inteligente (sobre todo tras el diéselgate), pero la realidad indicaba que no había demasiado interés en venderlo.

Detail

Para empezar, la versión eléctrica del R8 nunca aparecía en el configurador en línea. Si querías comprar uno, había que hacer un pedido ad hoc. Tampoco se vendió nunca en Estados Unidos. Y claro, su precio era totalmente desorbitado, costaba entorno al millón de euros. Y ojo, que tenía poderío. Tenía 462 CV de potencia que enviaba a sus ruedas trasera para acelerar de 0-100 km/h en 3,9 segundos y alcanzar nada menos que 250 km/h de punta. Y con una autonomía de 450 km con su batería de 92 kWh.

Todos estos condicionantes han determinado la cancelación de este proyecto. El Grupo Volkswagen acaba de anunciar un gran cambio en su estrategia de producto, en el que los coches eléctricos tendrán mucha importancia… con incluso dos Audi 100% eléctricos en venta en el horizonte de 2018. No podían seguir gastándose recursos en un coche así, por más imagen que diese.

Mientras tanto, los rumores apuntan a un posible Audi R8 V6 que serviría como version de acceso y que podría ver la luza también en 2018. ¿No hay lugar pues para los superdeportivos eléctricos? Tras los fracasos de Daimler y ahora Audi, sólamente queda uno que triunfa, pero cuenta con un pequeño motor de combustión. Nos referimos al BMW i8. ¿Han dado los bávaros con el Saton Grial de los futuros deportivos?

Vía: Car and Driver
Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta