Nueva versión para la gama del Audi Q5. Si hace unas semanas veíamos cómo llegaban al mercado los Q5 ultra, las versiones diésel de bajo consumo, ahora la oferta llega con mucho más picante, partiendo del ya deportivo SQ5 3.0 TDI quattro tiptronic con 313 CV. Pues bien, si te parecía poca potencia para el SUV, en el nuevo SQ5 3.0 TDI quattro Competition el motor V6 con doble turbocompresor recibe modificaciones que aumentan su potencia hasta los 326 CV. Aprovechando la coyuntura se añade equipamiento específico a una versión cuyo precio es de 74.790 euros.

Sobre la base del Audi SQ5 3.0 TDI, que en su día fue el primer modelo S de Audi que incorporó un motor diésel (existe también un SQ5 de gasolina, pero no en Europa), el Audi SQ5 Competition. Se han realizado distintas modificaciones en el potente V6 TDI de 2.967 cc con doble sobrealimentación, la potencia aumenta desde los 313 CV (230 kW) a los 326 CV (240 kW), manteniendo un par máximo de 650 Nm, disponibles entre 1.450 y 2.800 rpm.

Este aumento de potencia permite a la versión Competition del Audi SQ5 TDI colocarse como la más rápida de la gama Q5: la aceleración de 0 a 100 km/h se cubre en sólo 5,1 segundos, con una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h, mientras que el consumo medio homologado se queda en apenas 6,6 l/100 km. El 3.0 TDI biturbo del SQ5 Competition mantiene el sonido deportivo característico de esta versión, con una acústica modulada por un actuador de sonido integrado en el sistema de escape.

Audi_SQ5_TDI_17Al igual que el SQ5 TDI, la versión Competition incluye el tren de rodaje deportivo que rebaja la altura de la carrocería en 30 milímetros. También son de serie las llantas de aleación de 20 pulgadas con neumáticos en formato 255/45, con diseño de diez radios en “Y” en este caso con un acabado exclusivo en color negro brillante. Otros elementos específicos de esta versión son el paquete de estilo en color negro de Audi exclusive, las barras en el techo también acabadas en negro y los cristales tintados oscurecidos.

El resto del equipamiento de serie es el mimso del Audi SQ5 TDI. No faltan los faros de xenón plus, sensores de lluvia y luz, pantalla TFT en color de 7 pulgadas en el salpicadero, climatizador de confort, volante multifunción en cuero con levas de cambio, asientos delanteros deportivos… Dentro del apartado de opcionales, encontramos los sistemas de asistencia e infotainment de última generación, desde el Audi side assist y lane assist, al el Audi parking system APS, así como todos los servicios correspondientes a Audi connect, con los sistemas MMI navegación y MMI navegación plus.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta