Con el Audi SQ7 TDI, la firma de los cuatro aros pretende firmar el certificado de defunción del retardo del turbo. Hasta ahora Audi no había osado lanzar un modelo S de su SUV más grande (sólo con el SQ5 TDI), pero vemos que estaba esperando contar un modelo a la altura de los excelentes representantes del segmento de SUV de altas prestaciones. Llegará al mercado de forma inminente, en primavera de 2016.

Bajo el capó del nuevo Audi SQ7 encontramos un rediseñado motor V8 4.0 TDI con 435 CV y 900 Nm de par máximo entre 1.000 y 3.250 rpm que, además de convertirlo en el SUV diésel más potente del mercado, cuenta con una novedad. Además de los dos turbos, que funcionan accionados por los gases de escape, de forma secuencial, uno a bajo régimen y otro a mayor carga, dispone de un compresor eléctrico que gira hasta 70.000 rpm y que envía aire con suficiente fuerza para que el primero de los turbos no desfallezca ni al levantar el pie del pedal. Por eso el par máximo está disponible a tan bajas revoluciones.

Audi SQ7 TDI

Este compresor eléctrico toma su energía de un sistema mild hybrid de 48 V, nutrido desde una batería de iones de litio situada bajo del maletero que se recarga en deleceraciones, como un híbrido. Un covertidor traslada luego la energía al sistema tradicional de 12 V.

Como cabría esperar, las prestaciones son tremendas (se trata de un SUV enorme, recuerda). Anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Y con consumos (pendientes de homologación) de 7,4 l/100 km, unas emisiones de CO2 de 194 gr/km y mantiene a raya el NOx utilizando AdBlue. Ayuda sin duda también que el Audi SQ7 TDI sea el SUV más ligero de su segmento, según la marca, y su coeficiente aerodinámico de 0,34.

Audi SQ7 TDI

Contar con un par elevado a bajas vueltas y una respuesta inmediata lo convierte en un coche muy apetecible. El motor se asocia al cambio tiptronic de ocho velocidades, que permite rodar en modo de marcha por inercia a altas velocidades, como pudimos comprobar en nuestra prueba del Audi Q7). La dirección asistida electromecánica, el sistema de conducción dinámica Audi drive select o la suspensión neumática adaptativa son de serie, con una configuración más deportiva. Y podrá equipar también frenos carbonocerámicos tras sus llantas de 20 pulgadas (opcionales de 21 y hasta 22 pulgadas).

Si todavía se desea un comportamiento más deportivo el Audi SQ7 TDI podrá contar con un paquete dinámico que suma un diferencial deportivo a la tracción quattro, control antibalanceo electromecánico y dirección a las cuatro ruedas (eje trasero direccional).

Audi SQ7 TDI

Audi SQ7 TDI
Audi SQ7 TDI

El Audi SQ7 TDI conserva los 5,07 metros del Audi Q7 2015, pero se diferencia a las leguas del resto de la gama. Tiene una nueva parrilla, como el resto de modelos S, paragolpes específicos, entradas de aire laterales, las carcasas de los retrovisores en acabado aluminio o la cuádruple salida de escape de formas rectangulares. El coche está disponible en 12 colores.

La iluminación LED de serie, con firma lumínica de doble flecha garantiza una excelente iluminación además de ser realmente atractivos. Como opción puede montar el sistema de iluminación Matrix LED que incluye iluminación inteligente en curva, antes incluso de mover el volante, con información del navegador. También varía el diseño de las ópticas traseras, que crean el mismo dibujo de doble flecha.

Audi SQ7 TDI

El interior de Audi SQ7 TDI podrá contar con cinco o siete plazas. Habrá dos tipos de asientos entre los que elegir, sport y sport plus y cuenta con portón trasero eléctrico de serie. El habitáculo, muy deportivo, incluye instrumentos analógicos con fondo gris y agujas blancas, las pantallas especiales de bienvenida y las insignias S. La iluminación se realiza mediante LED y pueden configurarse hasta cinco zonas con diferentes ambientes de luz.

Su equipamiento de serie es completísimo e incluye elementos como el Audi Virtual Cockpit, la pantalla de 12,3 pulgadas en el cuadro de instrumentos o el sistema MMI Navegación plus con MMI allintouch. o el paquete Audi connect Safety & Service para poder bloquear y desbloquear el coche o comprobar su estado desde el móvil, así como disponer de llamada de emergencia o de avería. Y habrá un sinfín de extras, desde un sistema de sonido Bang & Olufsen con 23 altavoces, dos tablet se pueden acoplar en los respaldos de los asientos delanteros, hasta 24 sistemas de asistencia a la conducción…

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (25 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta