Pekín ha sido el escenario elegido para la presentación del nuevo Audi TT RS, la variante más potente del Audi TT 2014, con un motor de cinco cilindros en línea que desarrolla 400 CV de potencia. Junto a él, se presentaba también su variante descapotable, el Audi TT RS Roadster, con idéntica mecánica. Ambos llegarán al mercado europeo a finales de 2016.

Este nuevo coupé compacto monta el conocido motor 2.5 TFSI, pero ahora, sin variar sus 2.480 cc de cilindrada, aumenta su potencia un 17% respecto al anterior TT RS (340 CV) e incluso supera al Audi TT RS Plus, con 360 CV. Los 400 CV (161,3 CV por litro) van acompañados de un par máximo de 480 Nm disponible desde las 1.700 rpm y  hasta las 5.850 rpm. Se ha rebajao el peso del bloque nada menos que 26 kg. Va asociado al cambio S tronic de siete relacciones, una transmisión de doble embrague que puede ser controlada desde la propia palanca o desde las levas.

Audi TT RS Coupé 2016

Esta transmisión dispone de un sistema launch control para mejorar la aceleración, que es de por sí muy buena. El nuevo Audi TT RS 2016 acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (podrá aumentarse hasta los 280 km/h bajo pedido). Ayuda que pese 1.440 kilos, 10 kg menos que el modelo precedente, con una relación peso/potencia de 3,6 kg.

La potencia se transmite a las cuatro ruedas mediante el sistema de tracción integral permanente quattro, con un software mejorado para que calcule continuamente el par enviado al eje trasero, incluso en pleno viraje en una curva a alta velocidad, para mejorar el control. Para los más osados, hay una configuración deportiva RS del ESC… que directamente puede desconectarse.

Una mejora crucial es que la gestión electrónica del embrague multidisco se sitúa (por vez primera) en el sistema de conducción Audi drive select (con modos comfort, auto, dynamic -que prioriza el eje trasero- e individual). Actúan sobre la tracción quattro, la caja de cambios S tronic de siete velocidades, la dirección, el funcionamiento del motor y los válvulas del sistema del escape. También se ha mejorado la suspensión, con mulles y amortiguadores rígidos (la carrocería va 10 mm más pegada al suelo) y podrá ser aún más eficaz empleando la Audi magnetic ride, configurable.

El sistema de frenos es también superlativo. Delante lleva discos de acero perforados y ventilados internamente, de 370 milímetros de diámetro. Detrás, el RS lleva discos monobloque de 310 milímetros de diámetro Las pinzas de freno de ocho pistones, con el logotipo RS, están pintadas en negro (opcionalmente en rojo) y se dejan ver entre las llantas de fundición de 19 pulgadas, (neumáticos 245/35) o las llantas forjadas ligeras de 20 pulgadas, opcionales (neumáticos 255/30). Y si se piensa visitar mucho el circuito, los discos de frenos delanteros carbonocerámicos son una buena opción.

Audi TT RS Coupé 2016
Audi TT RS Coupé 2016

Todas estas mejoras habían de notarse, a la fuerza, de un vistazo. El nuevo Audi TT RS 2016 mide 4,19 metros de longitud, 1,83 metros de anchura y apenas 1,34 metros de altura. En la parrilla Singleframe, con forma de nido de abeja, se vislumbra un logotipo quattro en la parte inferior, como en las entradas de aire, antesala del radiador de agua. Los faros de LED son de serie y, bajo pedido, se pueden montar unidades Matrix LED, que controlan la luz larga de forma inteligente y con una gran adaptabilidad.

En la zaga destaca el alerón fijo, apoyado en dos finas estructuras dobles, pero puede equipar un spoiler que se despliega automáticamente. Los pilotos traseros son de LED pero podrán ser opcionalmente Matrix OLED (diodos orgánicos de emisión de luz) en diseño 3D. Bajo el paragolpes se encuentra el difusor, que incorpora cuatro aletas verticales, todo ello enmarcado por los dos tubos de escape elípticos a los lados. Y en el lateral, los estribos con formas aerodinámicas ayudan a que tenga un coeficiente aerodinámico de 0,32.

Audi TT RS Coupé 2016

El nuevo Audi TT RS 2016 podrá elegirse en nueve colores, entre los que están el gris Nardo y rojo Montmeló, metalizados y específicos de los RS. Hay paquetes opcionales aluminio mate y negro brillante que realzan la parrilla Singleframe, blade laterales, alerón trasero RS y difusor.

Audi TT RS Coupé 2016 interior

En el interior, no hay cambios en el espacio disponible, con una configuración de 2+2 asientos y un maletero de 305 litros de capacidad, que se puede incrementar hasta los 712 litros abatiendo los respaldos del asiento trasero. Sí hay mil detalles para realzar su deportividad. Desde las propias de la gama, como el panel de instrumentos muy fino o los tres aireadores redondos a los exclusivos de esta versión, como los asientos deportivos RS, con reposacabezas integrados y tapizados en Alcántara en negro con costuras rojas en contraste. Las inserciones de aluminio pueden ser opcionalmente de carbono… pero habrá paquetes especiales para completar el interior.

Destaca el volante deportivo de cuero, con levas para el cambio y dos grandes botones satélite: uno para arrancar y parar el motor y otro para manejar el sistema de conducción dinámica Audi drive select. Así apenas habrá quequitar las manos del aro… y desviar muy poco la vista, ya que el Audi virtual cockpit de serie (una pantalla TFT de 12,3 pulgadas que muestra información) es de serie. El conductor podrá configurar tres modos de visualización diferentes.

Cockpit

No faltarán tampoco lo más granado de la marca del apartado de información y entretenimiento, con el MMI Navegación plus con MMI touch, con control por voz y que puede integrar el módulo Audi connect para accceder a diferentes servicios de internet. El Audi phone box, situado en el apoyabrazos central, conecta de forma inalámbrica el teléfono móvil del coche a la antena del mismo, acoplándolo por la proximidad del campo y puede contar con una base de carga inalámbrica… La mayor novedad, que algunas aplicaciones del móvil podrán mostrarse en el propio panel de instrumentos.

Fuente: Audi
Galería de fotos:

Ver galeria (46 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta