Los autobuses han ido evolucionando a lo largo del tiempo, dejando algunos modelos sorprendentes en el pasado que parecen de ciencia ficción. En su época, estos autobuses eran concebidos como los grandes proyectos del futuro pero la falta de presupuesto y el poco uso que se hacía del transporte público, los acabó relegando a ideas que hoy nos parecen maravillosas. A continuación te dejamos un listado de diez autobuses que no te dejarán indiferentes

1. GM Futurliner

Gm futurline 02

El GM Futurliner es un vehículo desarrollado por General Motors en 1940 que medía diez metros de largo por 3,5 de alto y pesaba alrededor de 15 toneladas. A pesar de contar con un motor diésel de 400 CV, apenas llegaba a los 60 km/h de velocidad máxima. Se fabricaron una docena de unidades, pero hoy en día solamente perviven nueve de ellas. El año pasado ya conocimso a fondo este precioso vehículo, si quieres saber más te lo explicamos aquí.

Ver galeria (3 fotos)

2. Superbus: el F1 de los autobuses

superbus

Este aparato eléctrico que mide 15 metros de longitud cuenta con seis ruedas, ocho puertas de tipo ala de gaviota por la que pueden acceder hasta 23 pasajeros y posee un motor de 300 kW capaz de alcanzar una potencia máxima de 818 CV.

¿Te imaginas montar en un autobús de 23 plazas circulando a más de 250 km/h? Si quieres conocer más detalles, en este artículo hablamos más en profundidad de este curioso vehículo.

Ver galeria (4 fotos)

3. Bus Cinema

bus_cinema2

Para promocionar la cultura a lo largo y ancho del país, el Gobierno británico construyó en los años sesenta del siglo pasado siete bus cinema. Un inaudito vehículo que albergaba un mini cine en su interior y que venía a suplir la falta de salas en los lugares más remotos. Se fabricaron siete modelos de este “cine portátil”, sin embargo hoy en día sólo se conserva uno. Aquí te lo explicamos más en profundidad.

Ver galeria (3 fotos)

4. El Delfín dorado de VibertiEl Delfín dorado de Viberti 01

El Delfín dorado fue un prototipo único en muchos aspectos, obra del carrocero italiano Viberti, se presentó en el Salón de Ginebra de 1956. Junto a la casa Fiat desarrollaron un motor a reacción que podía llegar a los 200 km/h. Y para portar semejante mecánica, una carrocería no menos espectacular.

Fueron unos de los pioneros en emplear el polimetilmetacrilato de la marca Plexiglas en su cubierta curva de cristal, un material revolucionario para la época. El autobús disponía plazas para 18 pasajeros en asientos individuales o 32 en butacas dobles. Además, contaba con comodidades más propias de nuestra época, como bar, restaurante, teléfono, radio, baño y vestidor.

Ver galeria (2 fotos)

5. Opel Blitz Aero (Ludewig)

Opel Blitz Aero 02

En la década de 1930 la firma Ludewig cooperó especialmente en estrecha colaboración con la empresa comercial Opel. De dicha cooperación apareció el Opel Blitz Aero, un bus-camión de tres toneladas que guardaba una silueta redondeada.

El estilo de la parrilla del radiador era inusual, la firma Ludewig se salió de la forma tradicional de Opel, y crearon una nueva forma, redondeado por la parte delantera. En la parte posterior del vehículo había una cresta aerodinámica que recuerda a la aleta de un pez. En este Opel Blitz había capacidad para veinte pasajeros. El motor utilizado por éste bus-camión entregaba apenas 75 CV de potencia.

Ver galeria (3 fotos)

1 COMENTARIO

  1. […] rarezas con ruedas estuvieron recorriéndose carreteras y albergando a espectadores hasta 1974, cuando la administración vendió las siete unidades del proyecto. En la actualidad solo se sigue […]

Deja una respuesta