Los vecinos de San Francisco ya puede disfrutar de un nuevo y rompedor sistema de transporte público que ha desarrollado la empresa privada norteamericana Leap. Se trata de una forma distinta para trasladarse por la famosa ciudad de la costa oeste que quiere acabar con la traumática experiencia de subirse a un autobús abarrotado para ir y volver del trabajo en hora punta.

Lo nuevo se llama Lombard Express y se trata de un vehículo que parece una cafetería vintage, muy hipster, que incluye sofás, asientos ergonómicos y una organización del espacio que pretende proporcionar una experiencia de viaje tranquila huyendo de la masificación y el estrés de los vehículos normales.

bus_San_Francisco¿Qué otras novedades aporta? El Lombard Express es un autobús diseñado para exprimir al máximo posible las tecnologías disponibles para poder informar y mantener conectados a los usuarios, quienes podrán saber a tiempo real la ocupación del vehículo, el espacio libre y el desarrollo de la ruta. Evidentemente se dirige al colectivo de jóvenes modernos, con un poder adquisitivo medio-alto y que bien trabajan en la industria tecnológica o viven enganchados a sus smartphones.

Este nuevo servicio también acaba con el servicio lineal de los autobuses tradicionales. Como los usuarios pueden seguir la ruta a tiempo real a través de su aplicación móvil, pueden elegir la parada más cercana y saber en qué momento pasarán. La compañía asegura que en horas punta habrá un autobús de estas características cada 10 o 15 minutos.

bus_San_Francisco4Según Leap, el servicio está pensando para hacer el trayecto de casa a la oficina para evitar el estrés, la incomodidad y, en definitiva, los enfados que a diario el transporte público nos causa nada más salir de casa por la mañana temprano. De momento, la primera ruta que circula por la ciudad californiana va desde el barrio de la Marina al centro de San Francisco, circulando a través de Lombard Street, Clay Street y Howard Street.

Un viaje de ida en este autobús cuesta aproximadamente unos 6 dólares (5,5 euros), aunque hay distintos tipos de descuentos aplicables. La compañía permite comprar los billetes antes de subirse al autobús por Internet y luego pasar el código guardado en el teléfono inteligente por el escáner al acceder al autobús o bien utilizar un dispositivo móvil compatible con Bluetooth para pagar automáticamente una vez a bordo. Puedes hacerte una idea más completa si ves este video promocional:

Fuente: Leap
Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta