Autopistas que regulan las tarifas de peaje según la densidad del tráfico, pintura sobre el asfalto que se recarga durante el día, fibra óptica, conducción autónoma y segura…en el pasado imaginábamos un futuro de coches voladores, pero el presente dibuja un horizonte tecnológico en el mundo de la seguridad vial y el motor muy prometedor. Descubre lo que nos espera al volante.

Pintura fosforescente y solar

Es el caso del proyecto de la autopista situada cerca de Oss, Holanda, que se ha convertido en la primera carretera que integra pintura que se recarga durante el día para guiar a los conductores de noche, ya que brilla en la oscuridad. Si durante el día no hay sol, la pintura ha de recargarse a través de paneles solares. La obra ha sido diseñada por el artista Daan Roosegaarde (creador de este carril bici que se ilumina o esta torre que purifica el aire) que planea desarrollar carreteras con sistemas de recarga para los coches y dibujos dinámicos que nos indican si la vía está resbaladiza. Euronews nos los muestra en este vídeo:

Carreteras eléctricas

Por otra parte en Suecia encontramos la primera autopista eléctrica del mundo, que está siendo testada con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El sistema funciona a través de cables elevados a los que son conectados los coches, de forma que los motores dejan de funcionar con diésel para hacerlo con electricidad.

eHighway

Para ello utilizan la tecnología de los camiones y la de los ferrocarriles, cuyo sistema descansa en un pantógrafo inteligente que conecta o desconecta automáticamente si el vehículo circula a una velocidad excesiva. Este proyecto, aún en pruebas, permite una conducción automática -que no autónoma- en la que el conductor sólo tendrá que desviarse en caso de obstáculo.

Carreteras inteligentes

“Detectar obstáculos antes de que los veas. Identificar peligros antes de que se conviertan en una amenaza. Llegar seguro a tu destino”. Estos son los objetivos de uno de los proyectos más ambiciosos a nivel europeo en este ámbito: el Cooperative ITS Corridor. Las siglas ITS corresponden a Sistemas Inteligentes de Transporte, en inglés, que aúnan la comunicación entre los vehículos y la infraestructura de la carretera. Esta vía inteligente, obra de los holandeses, irá desde Rotterdam, pasando por Frankfurt y Munich hasta Viena. Además será la primera en armonizar normas viales inteligentes entre otros países.

ITS Corridor

Otros de los retos puestos en marcha por Tesla desde principios de 2015 es la conducción autónoma, que va más allá del piloto automático. Las alarmas saltaron cuando una persona perdió la vida el pasado 30 de junio al conducir en modo piloto automático. Por ello advierte enérgicamente no perder de vista la carretera ni el control del coche cuando conducimos con este sistema, ya que no garantiza una conducción autónoma. 2020 es la fecha estimada para introducir en el mercado este tipo de conducción.

Aunque el precursor de estas carreteras inteligentes es Japón, más cerca encontramos pruebas pioneras en este campo; sin ir más lejos en Galicia. Ferrovial y el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) están trabajando conjuntamente para impulsar el desarrollo de autopistas inteligentes que hagan de la conducción una experiencia más segura y efectiva, adaptada a la conducción autónoma. Según informa La Voz de Galicia, “se están preparando pruebas de conducción autónoma en tramos concesionados por la autopista del norte de Portugal A-27 entre Viana do Castelo y Ponte de Lima”. Esta infografía de la Voz de Galicia nos muestra los avances que nos ofrece el futuro de las carreteras:

graficoautomocion la voz de Galicia

Peajes según el tráfico

Ferrovial no sólo tiene proyectos en Europa. Encontramos en Dallas un sistema de peaje inteligente que regula el precio que pagan los conductores en función de la densidad del tráfico. Este proyecto responde a la imposibilidad de construir nuevas vías por falta de espacio (en algunos tramos hay hasta 22 carriles) y por la congestión de núcleos urbanos.

Nacieron así la LBJ TEXpress y la North Tarrant Express, dos autopistas que necesitaron de una inversión de más de 4.000 millones de euros. Estos gigantes están diseñados de manera que, según Ferrovial, “los conductores de managed lanes o carriles de peaje express, verán cómo las tarifas se ajustan en función de la media de velocidad o el número de vehículos que quieren utilizar los carriles express”. De esta forma, las tarifas variarán fuera del horario de hora punta según la afluencia que tenga la vía, por lo que se evitarán embotellamientos.

Todo esto nos deja un par de preguntas, al menos, ante estos grandes avances: ¿Podremos asumir los costes de una carretera inteligente? Y aún más importante, ¿estamos preparados para el futuro?

Fuentes: Euronews, Cooperative ITS Corridor, La Voz de Galicia, El PaísFerrovial.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta