Muchos ya conocéis el Isetta, aquel microcoche que conducía Steve Urkel en la serie americana Cosas de Casa. Aparte de esto, fue uno de los microcoches más exitosos producidos en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, una época en la que se necesitaba un transporte económico y de corta distancia. Una de las curiosidades que ha tenido este coche tan clásico es que ha tenido a lo largo de su historia una infinidad de nombres, como por ejemplo “coche pompa”, “huevo con ruedas”, “tumba sobre ruedas”, “tarro de yogurt”, “pelota de fútbol de camión”, el “Huevito” o “Auto Ratón”.

Pues bien, lo que a continuación os detallamos es realmente innovador. La empresa química alemana BASF, que hace poco nos presentó un nuevo método para fabricar hidrógeno, ha modificado un BMW Isetta de 1958 con algunos materiales y recubrimientos, con el objetivo de que este coche deje de ser extremadamente incómodo.

bmw isetta 1Para intentar aliviar este asunto, BASF usó materiales actuales para los asientos, que están hechos de espuma de poliuretano Elastoflex W ligero, mientras que el forro interior se realizó con el sistema Steron, un revestimiento especial de transferencia que proporciona superficies suaves al tacto con las opciones de diseño ilimitadas. Además, una matriz de silicona, similiar a un molde, se grabó en el panel del techo retractable blanco y azul de la tela a través de un láser.

Pero en realidad esta implantación de materiales no finaliza aquí, ya que también se modificó el chasis, la carrocería y el interior del coche con pinturas de Basf, telas y espumas flexibles. Con todo esto la compañía clasifica el material firme y cómodo.

bmw isetta 2Para lograr que el Isetta tenga un color azul tan brillante han usado productos de alta tecnología de Glasurity un acabado especial en dos tonos basado en el aspecto original del vehículo. La pintura base está compuesta por los colores Big White y el azul metálico Bluetta, que los especialistas de BASF han desarrollado exclusivamente para este modelo.

Glasuritposee un catálogo especial para coches clásicos, que contiene un total de 600.000 fórmulas de color, incluyendo los colores originales del Isetta. Por último, otro de los puntos a destacar es su sistema de entretenimiento, que por cierto no tiene nada que ver con los productos utilizados por BASF. Este sistema se añadió para el interior del coche, el cual está equipado con altavoces estéreo y un proyector de vídeo.

Fuentes: BASF, Glasurit

1 COMENTARIO

Deja una respuesta