Hagamos un poco de memoria: En febrero se anunció una nueva norma de distribución de automóviles dentro de la nueva Ley de Economía Sostenible y el sector, envuelto en una gran crisis de ventas, sevio envuelto en una batalla entre concesionarios y fabriantes. Tras una breve paz entre ambos sectores, en mayo se desenterró de nuevo el hacha de guerra y en julio volvieron a la greñ, acusándose mutuamente de subidas de precios en los coches que luego, los informes de precios de coches.com desmintieron.

Ahora, sin esperar a la vuelta de vacaciones, Romero-Haupold, presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), ha denunciado que algunos fabricantes están cancelando contratos de forma masiva a los concesionarios, aprovechando que aún no se ha aprobado la nueva Ley de Contratos de Distribución. “Dicen que están ajustando la red. Lo que ocurre es que las marcas tienen derecho de pernada sobre los concesionarios y quieren seguir teniéndolo”, aseguró Romero-Haupold.

Este envío de cartas de preaviso de extinción de los contratos se produce ahora para evitar pagar indemnizaciones. BAjando a lo más concreto, Faconauto se centró en algún caso especialmente llamativo,  como el de un concesionario que, tras comprar una concesión y realizar una inversión de cinco millones de euros, ha recibido la notificación de la resolución del contrato.

“Teníamos una tregua, pero las marcas están aprovechando que no se ha aprobado la ley para cancelar sus redes”, dijo Romero-Haupold. Faconauto denunció también un trato favorable del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio hacia los fabricantes. Desde Faconauto también han indicado que el actual texto normativo contiene aspectos “inaceptables”, como la posibilidad de que los fabricantes obliguen a los concesionarios a comprar lotes de vehículos no solicitados, práctica que el proyecto de ley permite en la distribución selectiva.

La patronal de los concesionarios tampoco está de acuerdo con el artículo por el que los fabricantes quedan libres de indemnizar al concesionario en caso de resolución del contrato, siempre que lo notifiquen con la antelación requerida. Sí defienden la regulación de una posible cesión del negocio, a la que el fabricante no podrá oponerse si el comprador pertenece a su red o si se compromete a mantener estructura, plantilla y recursos. Para ellos, la ley debe tener carácter retroactivo ya que, en caso contrato, sería “una burla”.

Estonos lleva a la cuestión ya planteada en coches.com de cambiar el modelo de negocio en la venta de coches. Faconauto también desea replantearlo para que las marcas fabriquen bajo pedido los encargos de los clientes. Esto acabaría con el stock que tienen los concesionarios (con muchos costes financieros). Esto podría reducir la carga de trabajo en algunas fábricas, algo a lo que los fabricantes se oponen rotundamente.

Fuente: Faconauto.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta