Un grupo de científicos del Departamento de Energía de la start-up Seeo (Estados Unidos), ha conseguido desarrollar un prototipo de batería experimental de ión-litio que permite almacenar el doble de energía que las baterías actuales en los coches eléctricos.

De esta manera, si esta tecnología lograse salir al mercado, se podría usar para fabricar vehículos eléctricos con una autonomía cercana a los 320 km, en palabras de su director general, Hal Zarem. Actualmente, el alcance de los coches eléctricos actuales está en unos 160 km por cada carga.

Más duración… y a un menor coste

Sin embargo, aparte de la mejora en la autonomía, lo importante también de esta nueva tecnología es que tendría casi la mitad del tamaño de las baterías actuales, haciendo por consiguiente que los vehículos eléctricos sean considerablemente más baratos.

Este prototipo de batería que ha utilizado la empresa Seeo, es lo que se conoce como batería de estado sólido, donde el electrolito líquido de las baterías de ión-litio actuales, se ha sustituido por otro en estado sólido, los cuales, poseen mayores ventajas. La principal, poder aumentar su capacidad de energía y su vida útil en un menor tamaño.

Seeo_ bateriaSin embargo, los electrolitos sólidos, a diferencia de los líquidos, no suelen conducir tan bien los iones y el litio puro tiende a formar filamentos (dendritas) de metal que, en algunos casos, pueden llegar a causar cortocircuitos. Por eso, Seeo ha incorporado además otros materiales como el grafito en el propio litio. De esta manera, este electrolito sólido tiene dos capas de polímeros. La primera es suave y conduce iones y la segunda es dura y ofrece una especie de barrera física entre los electrodos para evitar los cortocircuitos.

Próximos retos

Anteriormente otras empresas ya habían estado trabajando con la idea de baterías con electrolitos sólidos y litio puro, pero Seeo ha sido la primera en ofrecer unas cifras de autonomía tan elevadas. Además, recientemente la pequeña compañía ha recaudado cerca de 17 millones de dólares de potentes inversores como Samsung para seguir adelante con este interesante proyecto y poder empezar a comercializarlo en un futuro no muy lejano, aunque todavía hay muchas cuestiones que están sin resolver como el número de veces que se podrán recargar estas baterías, ya que se espera que pueda llegar a 1.000 ciclos.

El próximo desafío de la batería de Seeo es alcanzar una densidad suficiente para alcanzar una capacidad de 400 Wh/kg, superando en unos 100 Wh la densidad de las baterías actualmente en uso.

Sin duda se trata de una buena noticia y fabricantes como Tesla, General Motors o Panasonic ya se han interesado por estas baterías que prometen doblar la autonomía de las actuales.

Fuente: MIT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta