El Bentley Flying Spur es un sedán de lujo con pocos rivales en el mercado, con un nivel de cuidado por el detalle que casi nadie es capaz de igualar. Ahora el espolón voladora (eso significa Flying Spur) amplia su gama con una nueva versión que la llevará a velocidades hasta ahora nunca vistas, el nuevo Bentley  Flying Spur W12 S, cuyas primeras entregas tendrán lugar a finales de 2016.

Se trata de la cuarta versión de este lujoso sedán de cuatro puertas, que llega para ubicarse en lo más alto de la gama. Al exquisito Flying Spuer “a secas”, el Flying Spur V8 y el dinámico Flying Spur V8 S se une el superlativo Bentley Flying Spur W12 S, el más rápido hasta la fecha gracias el motor 6.0 litros W12 biturbo que alcanza los 635 CV y 820 Nm (10 CV y 20 Nm más que la versión convencional).

Bentley Flying Spur W12 2016 00

Gracias a esta mecánica el “espolón” se convierte en el primer Bentley de cuatro puertas en superar la barrera de las 200 millas por hora. Y es que es capaz de alcanzar la friolera de 325 km/h de velocidad punta, con una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 4,5 segundos, gracia a que monta el sistema de tracción total en el que el reparto de par (40:60) prima al eje trasero, que ofrece agilidad en curva suficiente de manera que el conductor tenga confianza y no tema al subviraje, incluso en condiciones adversas.

Como buen miembro de la exclusivísima familia S de Bentley tiene algunos elementos para dotar a su tradicional silueta de un toque deportivo. Nos referimos a detalles en color negro en parrilla, contornos de las ópticas, difusor trasero, llantas de 21 pulgadas (que pueden ser en fibra de carbono) que ocultan las pinzas de los frenos (opcionales carbonocerámicos), con pinzas en rojo o negro).

Bentley Flying Spur W12 2016 interior 01

Además, la firma británica ha mejorado la suspensión de este W12 S para optimizar su comportamiento. Los amortiguadores presentan una calibración específica, los ajustes del control de estabilidad son exclusivos de esta versión y la puesta a punto de la suspensión ha buscado la deportividad sin demasiada merma del confort del que siempre hace gala la firma.

El interior del Bentley Flying Spur W12 S está a la altura de lo esperado… La firma dice que emplea 130 horas en fabricar cada unidad, de las cuales 25 son solamente para tapizar todo el habitáculo a mano con costuras en contraste. Hay una nueva paleta de colores de tapicería e inserciones, costuras específicas, reposacabezas con logo W12 S bordado, volante de tres radios y tecnología como una pantalla táctil para los ocupantes traseros ubicada en la consola central trasera o un hotspot Wi-Fi.

Fuente: Bentley
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta