Ya han pasado seis años desde que la marca Bentley lanzase al mercado su impresionante buque insignia llamado Mulsanne, y tres desde que recibiese un ligero lavado de cara en el Salón de Ginebra 2013 (limitado a algunos colores y detalles de carrocería).

En este 2016, el Bentley Mulsanne vuelve a recibir cambios en toda su gama, formada por la versión convencional, la de batalla larga denominada Extended Wheelbase (25 cm más larga) y la versión más prestacional que añade la denominación Speed. Los británicos vuelven al lugar de origen (Salón de Ginebra) para presentar este increíble modelo que se empezará a entregar al público más elitista en verano.

Los cambios introducidos en el Bentley Mulsanne 2016 afectan principalmente al frontal de la berlina, renovado por completo gracias a las modificaciones realizadas en capó y paragolpes. La parrilla ahora es más impresionante ya que gana 8 cm de anchura. También son novedad los faros LED adaptativos que ajustan las luces de largo alcance para no deslumbrar. En la zaga se incorpora parachoques y faros rediseñados.

Las novedades también llegan al interior, ahora mucho más personalizable. El exclusivo cliente del nuevo Bentley Mulsanne tendrá la opción de escoger los asientos de cuero en 24 tonalidades distintas. En cuanto a los materiales, no hace falta ni decir que incorpora elementos de altísima calidad.

Bentley Mulsanne 2016 interior 06

Bentley Mulsanne 2016 interior 02

Dentro del equipamiento de serie puedes encontrar el sistema de navegación y entretenimiento con ¡20 altavoces!. Y para que los pasajeros de las plazas traseras se sientan como en casa, el Bentley cuenta con una tablet de entretenimiento Android La personalización del habitáculo es el punto fuerte de los británicos, véase los revestimientos de piedra del salpicadero de los que ya te hemos hablado anteriormente.

Bentley Mulsanne 2016. Motores

La gama arranca con el Bentley Mulsanne convencional, que equipa un motor sobrealimentado V8 de 6,75 litros con 512 CV y 1020 Nm. Todas las mecánicas están asociadas a la caja de cambios automática ZF de ocho marchas. Gracias a este motor, la berlina de 3.200 kg y 5,3 metros de longitud es capaz de alcanzar los 100 km/h en 5 segundos y lograr una velocidad punta cercana a los 300 km/h

Pero por si a alguno se le quedan cortas estas prestaciones, los británicos incluyen el Bentley Mulsanne Speed en su gama. Esta tiene un motor con 537 CV que acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanza los 305 km/h.

Los nuevos cambios estéticos son un acierto, pero no todas las modificaciones se pueden apreciar únicamente con el sentido de la vista. Cabe destacar que se ha mejorado el apartado acústico gracias a la utilización de mejores revestimientos en la carrocería. También se ha perfeccionado el chasis, y esto se traduce en menores vibraciones en el interior. Toda una máquina de lujo que podrán disfrutar aquellos que tengan alrededor de 340.000 euros.

Fuente: Bentley
Galería de fotos:

Ver galeria (31 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta